Verdemar pide al gobierno de España que retire el recurso que  LA ALMORAIMA S.A

10
0

Verdemar Ecologistas en Acción pide al gobierno de España que retire el recurso que  LA ALMORAIMA S.A tiene interpuesto contra el Decreto 150/2017, por el que se aprobó el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque  Los Alcornocales y su ampliación  a Guadalquitón.

La Almoramima S.A. debería retirar el recurso interpuesto contra el Decreto 150/2017 por el que se aprobó el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural Los Alcornocales y se amplió su ámbito territorial. Verdemar Ecologistas en Acción solicitamos a la ministra de Transición Ecológica sin tener respuesta alguna.
La retirada del recurso es la única garantía de protección de La Almoraima, La Alcaidesa y Guadalquitón, de Castellar de la Frontera y
San Roque (Cádiz) fincas de enorme valor ecológico sobre las que penden fuertes presiones especulativas.
Instamos al nuevo gobierno, a que ordene de inmediato a la dirección de La Almoraima S.A. la retirada del mencionado recurso, apoyando de forma clara la decisión adoptada en su momento por la Junta de Andalucía con un amplio respaldo institucional y social.
Esta ampliación del Parque Natural  “Los Alcornocales” termina en Guadalquión , complejo de humedales y alcornocal costero de un elevado valor ecológico, último y mejor conservado de la costa Medierránea.
Existen unidades ambientales formadas por vegetación dunar relíctica, alcornoques litorales, bosque cerrado de alcornoque, lagunas
litorales, bosque medio de alcornoque y tomillares xerofíticos con brecina. Se observan taxones dispersos de distintas especies
protegidas por la legislación vigente y que están catalogadas como amenazadas, vulnerables y en peligro de extinción. Cuenta con numerosos endemismos tanto botánicos como faunísticos, principalmente anfibios.
Este Corredor Verde hasta la Almoraima conforma un conjunto de unidades ambientales funcionales, interactivas y originales, que cumplen con la condición de un ecosistema altamente sensible, a cualquier alteración o transformación urbanística, turístico o deportivo, por mínimo que sea.

Artículo anteriorEn memoria de Adelina, victima de la injusticia
Artículo siguiente‘Disputar la calle, construir la hegemonía’ por Javier De Miguel