Verdemar Ecologistas en Acción organiza una cata de quesos de cabra Payoya de Sierra Crestellina

0

Verdemar Ecologistas en Acción y Quesos de Sierra Crestellina realizarán una cata de quesos en el Corredor Verde (junto al Mercado de Abastos) de San Roque, Cádiz, el próximo miércoles 6 de noviembre a partir de las 19,30 h.
Los quesos de cabra Payoya de Sierra Crestellina está elaborado con la mejor materia prima, desde una empresa familiar con cuatro generaciones implicadas, hecho con mimo y con la premisa de obtener siempre un producto de excelente calidad. Esta quesería cuenta con su propia cabaña de cabras payoyas, que está inmersa en programas de selección de razas autóctonas y programas de mejora de calidad de leche con el fin de conjugar el saber hacer de antaño con las últimas tendencias en el manejo de explotaciones caprinas.
La alimentación de estos rebaños se realiza siempre a base de pastos naturales, aprovechando así los recursos naturales de la zona y obteniendo la mayor eficiencia energética y organoléptica en la producción de sus quesos. Es, por tanto, una empresa que apuesta por la sostenibilidad, la calidad y el valor de lo artesanal.
En Sierra Crestellina llevan directamente desde la sala de ordeño hasta la quesería la leche procedente de sus animales. Al ser una planta artesanal familiar, transforman tras el ordeño su leche en quesos y postres. La leche, refrigerada a 4 grados, posteriormente se pasteuriza y se le añaden los ingredientes necesarios para transformarla en queso (fermentos, calcio, cuajo y sal). La elaboración, en la que el cariño y el esmero es fundamental, se lleva a cabo sin acortar los tiempos ni forzar las reacciones naturales del proceso, al objeto de conseguir de conseguir un producto final de la máxima calidad.
La maduración de sus quesos tanto curados como semicurados despiertan olores y sabores propios de los pastos naturales del Valle del Genal y de Sierra Crestellina. Este último enclave, que da nombre a la quesería, es un paraje natural de gran valor ecológico, lo que supone un añadido más para la labor que realiza esta quesería familiar. Después de varias generaciones, con dedicación exclusiva a esta labor artesanal, la empresa se ha visto recompensada con el reconocimiento de numerosos premios y galardones, así como la fidelidad y el apoyo de sus clientes.

 

Artículo anterior10-N: ¿paraíso o abismo? por José Luis Úriz
Artículo siguientePrimero les fusilaron y ahora también quieren borrar sus nombres