Valtònyc denuncia libre a la borbonería

197
0

Gran día el 28 de diciembre de 2021 para el triunfo de la libertad de expresión en el reino borbónico de España: el Tribunal de Apelación de Gante, en el Reino de Bélgica, rechazó la extradición del cantante mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido artísticamente como Valtònyc, solicitada por la Audiencia Nazional. Le había condenado a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo, un año por injurias a la Corona, y seis meses por amenazas, de acuerdo con la actual legislación.

Para evitar ser encerrado en una mazmorra borbónica, el cantante se exilió en junio de 2018. Ahora el tribunal del Reino de Bélgica sentencia que los presuntos delitos por los que había sido condenado no existen en la legislación belga, y en consecuencia no puede ser extraditado. Con ello queda probado que la legislación borbónica es medieval.

El mismo día el rapero difundió un twitter con fotografía, explicando que aprovechó su libertad de movimientos para visitar a unos amigos en Euskal Herria, y enviaba sus burlones saludos a la Guardia Civil. Por ser el 28 de diciembre algunos medios de comunicación han supuesto que era una inocentada. Pero son muy verdaderas sus palabras: “Es insultante que el Gobierno supuestamente más progresista de toda la historia no derogue el delito de injurias a la Corona.” Es que su progresismo es tan falso como la tesis doctoral y los libros firmados por su jefe Perico Sánchez, tan falso como su afirmación respecto a que Antonio Machado había nacido en Soria.

Sobre todo, podemos añadir, porque la opinión pública toma a chacota a la familia irreal, debido que sus actuaciones lo merecen, como el rey Juan Carlos I haciendo de comisionista o la reina Letizia queriendo estrangular a su suegra la reina Sofía al salir de misa en la catedral de Palma de Mallorca, o las actividades de la infausta Cristina al frente de una banda de ladrones. Cuando una persona, y más si se trata de toda una familia, tiene un comportamiento impropio no puede esperar respeto ni siquiera de sus empleados.

Así cantaba Valtònyc

Breve antología de las canciones de Valtònyc que presuntamente injurian a la Corona, según los jueces españoles que continúan rigiéndose por el Código de las Siete Partidas recopilado por orden de Alfonso X el Sabio:

“El rey tiene una cita en la plaza del pueblo: una soga al cuello y que caiga el peso de la ley.”

   “Puta Policía, puta monarquía.”

   “Sofía en una moneda, pero condenada.”    

   “Cuando digo Gora ETA delante de un guardia civil, por eso te encierran, y no por ser un hijo de puta como Urdangarin.”

   “No voy a callar más, voy a luchar, aunque tenga que pillar una pipa cono Froilán Marichalar.”

   “El rey Borbón y sus mordidas, no sé si sería cazando elefantes o iba de putas, son cosas que no se pueden explicar, como que para hacer de diana utilizaba a su hermano, ahora sus hermanastros son los árabes, y les pide dineritos para comprar armas, le hacen hacer la cama y fregar los platos, y mientras doña Sofía en un yate follando, y eso duele, claro que sí.”

   “Haremos que Urdangarin curre en un Burger King, que la infanta Elena pida disculpas por ser analfabeta y no ir a estudiar a Cuba.”

   “Por qué no se fractura la cabeza en vez de la cadera.”

   “Puede ser que de la República solamente queden fósiles, pero estamos nosotros.”

   “La tercera edad también pasa hambre, pero aplauden a los monarcas, masoquistas ignorantes.”

   “No podemos escoger, no tenemos ninguna opción, pero un día ocuparemos Marivent con un kalashnikov.”

   “La OTAN no bombardeará Zarzuela, no, aquí lo único que explota es los trabajadores.”

   Textos citados © Valtònyc.

Por la libertad de expresión

Los medios de comunicación de masas nazionales debieran haber acogido con satisfacción la noticia referente a la defensa de la libertad de expresión hecha en un país de la Unión Europea, pequeño en extensión, pero con una gran historia en parte vinculada a la española, tanto como para haber nacido precisamente en Gante nuestro rey emperador Carlos I, de quien tanto presume la extrema derecha nazional. Pero no ha sido así. Lo han hecho según la ideología política de sus amos. Los dinásticos, irritadísimos. Por ejemplo, el diario impreso que se dice La Razón, editado por el Grupo Planeta, más bien Satélite de la Zarzuela, inserta en su primera plana este 29 de diciembre el siguiente titular: “Bélgica desprecia a la Justicia española y no extraditará a Valtònyc”, sin analizar los motivos por los que se ha dictado esa sentencia en un país que también es un reino, pero civilizado del siglo XXI. Si meditaran un poco entenderían que la Justicia española es injustísima, derivada de la fascista.

Por su parte el diario archimonárquico y protofascista Abc, asimismo impreso, publica un editorial con este título: “Bélgica, cobijo seguro para delincuentes españoles”, con lo que anula por completo la imparcialidad de la Justicia belga y defiende a ultranza la borbónica. Que es efectivamente Justicia borbónica, debido a que el primer punto del artículo 117 de la Constitución vigente afirma que “La Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey”, y bien sabemos cómo es el concepto de Justicia sustentado por nuestros reyes, padre e hijo.

De toda la herencia dejada por la dictadura fascista solamente hay una cosa verdadera, aquel eslogan turístico que afirmaba: “España es diferente.”  Qué desgracia la nuestra.

Arturo del Villar, presidente del colectivo republicano tercer milenio.

Artículo anteriorUna reforma laboral al servicio de la clase trabajadora
Artículo siguienteLa Asociación 24 de agosto de 1944, os presenta los mejores deseos de Salud y Libertad