Una de cal y dos de arena por Joaquín Soler

27
0

Joaquín Soler desde Catalunya con la Crónica “Una de cal y dos de arena”.

Como los antiguos directores de diario tenía dos planchas preparadas para el día de hoy, os leeré la que toca.

“Lo más revolucionario que una persona puede hacer

          es decir siempre en voz alta lo que está sucediendo“.

Rosa Luxemburg, Berlín, 1914

Para los que nos consideramos que estamos en un espacio progresista y de izquierdas, nuestro fin es luchar conta las desigualdades y a favor de la ecología. Hemos de liderar el cambio para combatir el miedo al futuro que sufre la gente común. El miedo es una emoción de difícil control.

No hemos conseguido unos buenos resultados en las elecciones: europeas, generales y municipales, porque no hemos llegado a explicar con claridad nuestras propuestas a la gente común. Es el colectivo más grande, están en todos los sitios y nos rodean, en la cola del pan, en la sala de espera del centro médico, viajando en transporte público, en el trabajo, caminando por la calle, etc. Los hemos olvidado porque no tienen nada de especial y no los conocemos.

Tienen opinión, expectativas de futuro y votan, porque creen en la democracia. El nivel formativo y de estudios es bajo o medio, una posición laboral con limitaciones y responsabilidades familiares. Los efectos del cambio climático, la globalización y el capitalismo salvaje los está afectando de verdad. En estas elecciones muchos han escogido una opción de estabilidad. Nosotros hacemos estudios, gráficas y bailes de cifras que no nos explican bien bien lo que está sucediendo.

“Mutatis mutandis”         Traducido del latín: Cambia lo que se ha de cambiar

Ahora estamos en un momento Borgen, la seria de la televisión pública danesa con tres temporadas. Su líder Birgitte Nyborg al frente de un partido sin mayoría absoluta es capaz de hacer política. Consigue gobernar en coalición con un partido tradicional. Nosotros ya estamos en la segunda temporada, en el año 2015 contra todo pronóstico conseguimos la alcaldía de la ciudad de Barcelona.

Desde el primer capítulo todos los vientos mediáticos han estado en contra. En esta temporada teníamos que escoger entre “susto o muerte”. Hemos escogido “susto” pero reflexionemos perqué en la ciudad hemos perdido los votos del Eje Besos: los distritos de Nou Barris y Sant Martí. Ahora durante estos cuatro años tenemos un mandato que cumplir y hacer política para solucionar los problemas de la gente común.

Para acabar un homenaje a tanta gente común que dio su vida por la democracia, la lucha de clases y un futuro mejor para todos, quiero recordar este texto:

“Un gélido silencio en la Diagonal
anuncia la llegada del frente nacional
Barcelona ciudad abierta
ya no tiene quién la defienda.

No se levantan barricadas
nadie tras los parapetos
lejanas noches de vigilia
pólvora, tabaco y cuero.

Quién defenderá las Ramblas
Ascaso y Durruti muertos
compañeros milicianos
ya no quedan naranjeros.”

“Viva Durriti” canción de Loquillo, del disco “Mujeres en pie de guerra” 2005

Salud y Republica para toda la gente común.

Artículo anteriorConversamos con Luis Gonzalo Segura de su libro “En la guarida de la bestia”
Artículo siguienteEl Vaticano amenaza con declarar 3.500 “mártires” más