Ucrania versus Sáhara Occidental

0
Ucrania versus Sáhara Occidental. La política internacional no tiene corazón, ni vergüenza.

El Sáhara Occidental está ocupado ilegalmente y militarmente por Marruecos, una invasión, una guerra, miles de desplazados, todo un pueblo secuestrado en su propia tierra  o viviendo en los campamentos de refugiados en Argelia.

Marruecos hasta ha llegado a levantar un muro de la vergüenza al estilo de Israel, ha llevado la misma política de colonización que lleva a cabo Israel en Palestina.

-¿Dónde están las sanciones económicas a Marruecos?

– ¿Para cuándo el envío de armas la Frente Polisario, para que puedan defenderse y luchar contra la ocupación?

– ¿Cuándo se va a prohibir a Marruecos participar en competiciones deportivas?

– ¿Cuándo vamos a recoger fondos en los supermercados para los refugiados saharauis?

– ¿Cuando les vamos a dar la residencia?

– ¿Cuándo se va a prohibir a Marruecos participar en las competiciones deportivas?

El Sáhara Occidental ha sido entregado a Marruecos y el pueblo saharaui ha sido traicionado una y otra vez.

España es el primer responsable, el Sáhara Occidental era la Provincia número 53, los saharauis eran ciudadanos españoles cuanto Marruecos invadió el territorio en la llamada “Marcha Verde”. Las tropas españolas se retiraron de un modo vergonzoso condenando al Sáhara Occidental a la ocupación y a una guerra que no podían ganar, pues su ejército, El ejército español, los había abandonado.

España impone sanciones a Rusia, pero Marruecos no lo hace. España está en la OTAN y también los EEUU, pero Marruecos está siendo armado y asesorado militarmente por los EEUU.

EEUU, su presidente Donald Trump, como último acto de su gobierno  reconoció la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Por su parte Marruecos reconoció a Jerusalén como capital de Israel. Y ahora España reconoció la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

En política internacional, geoestratégica y geopolítica, palabras como honor, justicia, verdad, honestidad o lealtad no tienen ningún valor, no tiene ni corazón, ni vergüenza.

Por: André Abeledo Fernández

Artículo anteriorEuropa laica en sintonía en RRR, marzo 2022
Artículo siguienteConversamos con Mario Amorós y Dolores Ruiz-Ibárruri