Rusia en el punto de mira de Occidente por André Abeledo

0
Rusia en el punto de mira de Occidente.

La propaganda antirusa no cesa, Rusia como la culpable de que suba la energía en Europa, nos venden a Rusia como el enemigo, como el agresor.

Como en tantas otras ocasiones Occidente utiliza la máxima de Goebbels, el ministro de propaganda de la Alemania NAZI, de que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.

Pero la verdad es bien distinta, es Rusia la que ha sido agredida, acosada y hostigada.

Desde sanciones que tratan de dañar a su economía, hasta amenazas en su frontera con Ucrania, desde Donbás hasta Crimea.

En Ucrania Occidente decidió apoyar un golpe de Estado NAZI, contra un gobierno democrático al que consideraban proruso, no les importó poner en el poder a un gobierno fascista para conseguir el objetivo de acorralar a Rusia.

En la frontera entre Ucrania y Rusia, y ahora también entre Polonia y Bielorrusia, tropas de la OTAN buscan provocar a Rusia y a su aliado Bielorrusia para seguir desestabilizando la zona.

Sin olvidar que cuando el Gobierno legítimo de Siria pidió ayuda a Rusia para luchar contra el Estado Islámico, también Occidente trató de vender la imagen de una Rusia intervencionista en vez de apoyar y hasta aplaudir el esfuerzo ruso en la lucha contra el Estado Islámico.

Rusia ha sufrido también sanciones a otros niveles, como por ejemplo en el terreno deportivo, donde bajo la excusa de castigar al dopaje, se ha excluido a la bandera y el himno ruso de eventos deportivos como los Juegos Olímpicos, un intento de humillación al que los deportistas rusos han sabido responder con victorias y con gestos como el del equipo de hóckey sobre hielo ruso que salió a competir con el uniforme de la URSS.

Rusia ha sufrido todo tipo de acusaciones absurdas, como cuando el Gobierno español acusó a Rusia de estar detrás de la crisis en Catalunya, y que hasta había ofrecido tropas para apoyar la independencia en Catalunya.

La respuesta de Rusia ante la avalancha de mentiras, las sanciones y las graves provocaciones militares en sus fronteras, ha sido estoica, calmada y firme.

No podríamos acusar a Rusia de exagerar su reacción de haber tomado medidas mucho más duras, pues le sobran motivos. Pero Rusia ha demostrado sentido de Estado y sentido común, que en estos tiempos es el menos común de los sentidos.

Parece como si Occidente tras la desintegración de la URSS necesitase un nuevo enemigo a quien satanizar ante su opinión pública y Rusia sería la elección natural.

Pero la verdad es obstinada, y la historia también tiene memoria, por mucho que Hollywood reinvente la historia, la verdad es que no hace tanto tiempo la URSS salvó a Europa del fascismo.

Por: André Abeledo Fernández

Artículo anteriorIIº Certamen Literario Miguel Hernández
Artículo siguienteAbrimos un libro “Tres generaciones rebeldes” autora Montse Fernández Garrido