Refugiados de primera, segunda y tercera categoría

0
Refugiados de primera, segunda y tercera categoría.

En Europa no todos los refugiados son bienvenidos, no todos los seres humanos son iguales, no todas las guerras e invasiones importan, la raza y la religión sí importan. Los refugiados ucranianos son recibidos con los brazos abiertos, pero los sirios, afganos, saharauis, yemenies, etc. Eso se ve de otro color y los medios ya no están preocupados por esa gente de segunda categoría en los estándares europeos racistas y xenófobos.

Las caravanas de migrantes  que huyen  de guerras, conflictos, genocidios, hambrunas, conflictos y la miseria son innumerables, las veamos o no en la televisión.

Israel y Arabia Saudí realizan guerras de exterminio contra Palestina y Yemen. Unas guerras cobardes que cuentan con el silencio cómplice de Occidente. Genocidios que deberían avergonzar y escandalizar al mundo, pero que a nadie parece importarles.

Catástrofe sobre catástrofe humanitaria en Haití con protestas en las calles contra los gobiernos títeres de EEUU que matan a su pueblo de hambre y lo reprime brutalmente.

Caravanas de migrantes en Centroamérica que huyen de las dictaduras impuestas por los EEUU en la zona y se encuentra con el muro de la vergüenza y el odio sembrado por personajes como Donald Trump.

La ocupación ilegal del Sahara Occidental por parte del ejército de Marruecos que obliga a un pueblo a vivir exiliado en el desierto de Argelia desde hace más de 40 años, tampoco le interesa hace tiempo a los medios de comunicación y por lo tanto es invisible.

Catástrofes humanitarias en África, Sudán, Somalia, Mozambique, víctimas de catástrofes, guerras y conflictos eternos.

La venta de esclavos en Libia, después de que Francia y EEUU decidiesen destruir el Estado libio para robar sus recursos y la dejasen en manos de extremistas religiosos y señores de la guerra.

Todo esto y desgraciadamente mucho más, está ocurriendo ahora, pero el mundo mira para otro lado.

El mundo solo tiene ojos para Ucrania porque así lo han decidido los gobiernos y los medios de comunicación y manipulación de Occidente.

Por: André Abeledo.

Artículo anteriorLa hora republicana en RRR, 16.03.2022
Artículo siguienteElecciones en Colombia, un cambio es posible