MORIR CON DIGNIDAD

0

Ayer un hombre de 70 años fue detenido por haber ayudado a su mujer paralizada desde hace 35 años a ingerir unas gotas de pentobarbital sódico. Posiblemente pase los próximos 10 años en prisión por ello.
Desde la paralización por Cs y PP de un proyecto de ley que regule la eutanasia personas como estas tienen que ser las que cumplan la ultima voluntad de sus seres queridos.
Indagamos en un tema que sigue siendo tabú a día de hoy e invitamos a reflexionar aun a aquellas personas que piensen que el suicidio asistido es una locura un crimen o un pecado.

Artículo anteriorCharla-debate del documental “Gaza”
Artículo siguienteLa Iglesia defiende ahora la vida humana por Arturo del Villar