Monárquicos destrozan una obra de arte en Olot

11
0

Arturo Del Villar, presidente del colectivo republicano tercer milenio.

No es una gamberrada, sino un acto de terrorismo cultural contra una obra de arte, expuesta en la fachada del Ajuntament de Olot. Lo cuenta Naciódigital, que se presenta como el diario más leído en lengua catalana, y explica con todo detalle el desgarro que algún grupo monárquico ha hecho en un cuadro de Quim Domene, miembro de la Assemblea d’Artistes de la Garrotxa. Afortunadamente el diario conserva fotografías de la obra antes de la actuación terrorista, y podemos reproducir una.

Es una obra titulada La manada, realizada en blanco y negro con una mancha morada en la parte superior en la que se lee el título, y otras manchas azules como fondo. Representa a cinco jinetes, semejantes a los cuatro del Apocalipsis, los líderes de cuatro partidos dinásticos y su jefe el rey Felipe VI, armados y a todo galope: de izquierda a derecha están perfectamente retratados Rivera de Ciudadanos, Casado del Popular, el rey Felipe VI de España, Sánchez del Socialista, y Abascal de Vox. El título recuerda a los cinco salvajes, militar y guardia civil incluidos, que se hacen llamar “La Manada”, violaron en grupo a una muchacha en Pamplona el 7 de julio de 2016, y presumen de su hazaña.

Delante de los jinetes estaba representada la escultura de Josep Llimona El desconsol, colocada en los jardines del Parlament de Catalunya, y debajo, fuera del cuadro, como el soporte de todo, en grandes letras aparecía la palabra REPÚBLICA. Explicó Domene en un escrito que había querido representar en esta obra el mite del macho ibérico i la fatxenderia d’una rància classe politica que es resisteix a desaparèixer. No solamente se resiste a desparecer, sino que deja contundentemente demostrado su poder para atacar a las demás, con un absoluto desprecio por la democracia y la convivencia ciudadana.

Desde que quedó colocada la obra el Partit Popular de Girona y el Partit dels Socialistes de Catalunya de Olot reclamaron su desaparición, por considerar que constituía un insulto a la persona de su majestad. El 6 de marzo el que se proclama Popular amenazó al alcalde de Olot, Josep M. Corominas, con que si no ordenaba que fuese retirada inmediatamente, se reservaba el dret de prendre les accions que siguin necessàries. Es el colmo de la desfachatez, considerar un derecho poder quitar por su real gana una obra de arte aprobada por el Ajuntament. Al día siguiente los que se dicen Socialistes apoyaron esa reclamación. La Assemblea d’Artistes de la Garrotxa, por su parte, se solidarizó con Domene, y dio a conocer un comunicado en defensa de la libertad de expresión y de creación.

Pero mentarles a los presuntos populares y socialistas la libertad no sirve más que para aumentar su irritación y su cólera. De modo que decidieron cumplir la amenaza hecha al alcalde, y en la noche del 10 de marzo desgarraron el cuadro, siguiendo el modelo impuesto en Alemana por los SS. En el caso de que las fuerzas policiacas quisieran actuar, existe una pista clarísima para iniciar las investigaciones: los terroristas son o los populares o los socialistas, o ambos en una acción conjunta

Nuestra solidaridad con Quim Domene, y con el alcalde y los habitantes de Olot que no militan en esos dos partidos terroristas. Confiamos en que  el cuadro pueda ser restaurado y expuesto en lugar seguro, porque a juzgar por las reproducciones fotográficas es una magnífica obra de arte.

Artículo anterior‘Recordamos a Luis Ortiz Alfau el ultimo esclavo del franquismo’, que falleció el 7 de marzo 2019
Artículo siguienteLa hora de la República en RRR por UCR – 13.03.2019