Comandante Luís Otero Fernández, un compromiso con la República y la Democracia

34
0

Comandante Luís Otero Fernández
Un
compromiso con la República y la Democracia
Desde la Asociación Civil, Milicia y
República (ACMYR), con gran pesar comunicamos profundamente abatidos, el
fallecimiento de nuestro Presidente de Honor, comandante Luís Otero Fernández, quién
a lo largo de toda su vida mantuvo un compromiso de lucha por la República y la
Democracia. Quienes formamos parte de ACMYR, nos
unimos al dolor de su compañera Carmen Macías Sistiaga, sus hijos, familiares y
amigos por tan sensible pérdida.
En 1974 del siglo pasado, Luís
Otero Fernández,  fundó junto con  un grupo 
de jóvenes militares demócratas  la
organización clandestina Unión Militar Democrática (UMD), que lucharon con la
palabra para facilitar el paso de una dictadura fascista mediante la Ruptura
Democrática a una verdadera  democracia
que no era otra que la República, lejos de la Transición impuesta por el
franquismo, los poderes fácticos y la CIA, que restauró la monarquía borbónica.
Un año después, en 1975, durante el tardo
franquismo, los militares fundadores de la UMD, fueron detenidos, encarcelados
y apartados del Ejército. Durante la Transición no se tuvo en cuenta su
trayectoria y lucha democrática, quedaron, incluso, fuera de la Amnistía de
1977, que supuso un punto y final a los crímenes cometidos durante la dictadura
franquista y no el reconocimiento a los verdaderos demócratas luchadores contra
el fascismo.
Luís Otero Fernández, durante toda su
vida, estuvo vinculado
ideológicamente a la izquierda política y al republicanismo, en la década de 1980 se opuso con firmeza a la
entrada de España en la OTAN, formando parte de los comités anti-OTAN y era
frecuente verle encabezando las marchas a Torrejón de Ardoz donde está
enclavada una importe base militar estadounidense, al servicio de la OTAN.
Por su pertenencia a la UMD, fue juzgado
y condenado a ocho años de prisión y apartado del Ejército, sin que se le
devolviese su grado y fuese readmitido de forma casi clandestina, en el
Ejército en 1987.
En junio de 1977, los militares que tres años antes
habían constituido la UMD como organización clandestina antifranquista
decidieron su disolución, una vez se habían celebrado elecciones libres y ya
había un parlamento democrático.
Como coronel retirado y hasta el final de sus días, se
dedicó a la defensa de la Democracia, la República y de los derechos humanos. Así,  en diciembre de 1998 fue galardonado  con el Premio Nacional de Derechos Humanos,
distinción que  otorga anualmente  la Asociación Pro Derechos Humanos de
España (APDHE).
Desde ACMYR, no queremos que la memoria
del comandante Otero y de quienes junto a él lucharon con la palabra desde las
filas del Ejército, por las libertades plenas del pueblo español, se pierda y
reivindicamos al poder político rinda homenaje de reconocimiento a su limpia
defensa de los valores democráticos a estos héroes del pueblo que con su
ejemplo nos marcan el camino hacia la democracia plena del pueblo español y
proclamar la República. ¡Hasta siempre, Comandante!  
Firmado:
Junta Directiva de ACMYR.  Madrid, a 22
de mayo de 2018

Artículo anteriorLOC se democratiza, por Arturo del Villar
Artículo siguienteConversamos con Miguel Lorente Acosta