Miércoles, 21 de marzo. “Cobrar más para aporrear más” por Arturo del Villar

40
0

La opinión por Arturo del Villar, poeta Republicano.

Cobrar más
para aporrear más
Informa la
agencia  Europa Press este 21 de febrero
sobre el disgusto del Ministerio del Interior ante la actitud de los cuatro sindicatos
de la Policía Nacional y las ocho asociaciones de la Guardia Civil, que han
rechazado su propuesta de destinar seis mil millones de euros en los próximos
seis ejercicios para aumentar el salario medio de los agentes. Desde hace meses
las fuerzas armadas policiales encargadas de reprimir al pueblo están
movilizadas para reclamar aumentos de sus salarios. El Ministerio del Interior
ha advertido que no variará su última propuesta, por considerarla más que satisfactoria,
puesto que de aplicarse en 2020 el salario medio mensual de los agentes sería
de 2.000 euros. Pero les parece poco, quieren que les paguen más para pegar más
a los manifestantes pacíficos que piden libertades públicas en el reino.
El
desprestigio de las fuerzas armadas policiales se debe al hecho de haber estado
siempre al servicio de la oligarquía contra el pueblo. En los medios rurales la
Guardia Civil defendió siempre los intereses de los terratenientes y disparó
contra los braceros. Así sucedió incluso durante la II República: el nombre de
Casas Viejas queda como sinónimo de represión criminal injustificable. Durante
la dictadura fascista los asesinatos policíacos constituyeron una sucesión de
horrores, y con su heredera la monarquía fascista nuestros huesos han sufrido
la violencia de sus porras, simplemente por querer manifestarnos pacíficamente.
Eso los que vivimos, porque en Vitoria y en Montejurra en vez de porras usaron
metralletas. Ellos se están manifestando en las principales ciudades del reino,
sin que nadie los disuelva a porrazos, porque el uso de porras y metralletas está
reservado para ellos.
Refleja muy
bien el sentimiento popular hacia las fuerza armadas represivas la parodia de
una redondilla perteneciente al drama de José Echegaray El gran galeoto. Parece que Echegaray fue un buen matemático, pero
como poeta era un gran desastre. Le concedieron el premio Nobel porque las
traducciones de sus dramones a los idiomas europeos no reproducían sus ripios.
La redondilla original dice:
Contra
las olas del mar
luchan
brazos varoniles.
Contra
miasmas sutiles
no
hay manera de luchar.
Un espanto,
que al parecer gustaba al poco respetable público aficionado a los ripios
echegarayanos. Un ingenio de la Corte introdujo una modificación y ajustó los
versos a la realidad conocida por el pueblo. Esta versión depurada dice:
Contra
las olas del mar
luchan
brazos varoniles.
Contra
los guardias civiles
no
hay manera de luchar.
Ha ganado
mucho la redondilla con la corrección, indudablemente, y responde a una verdad
muy bien conocida por los manifestantes, en especial los republicanos, objeto
de las iras de los guardias civiles, que pertenecen al pueblo como clase
social, pero aporrean al pueblo con toda la saña de que son capaces. Y encima
les pagamos el sueldo con nuestros impuestos. Sería oportuno que, cuando ellos
ocupen el lugar de los manifestantes en las calles para reclamar más sueldo,
los disconformes con la monarquía del 18 de julio los tratáramos con sus mismos
métodos represores, a ver si aprendían en dónde está su sitio en la escala
social.
Aunque sería
preferible disolver a estas fuerzas brutas represoras, y destinar los seis mil
millones de euros que quiere pagarles el Estado a mejorar los hospitales y
ambulatorios que se sostienen difícilmente. Pero como el ministro del Interior
es un zoilo, no se le ocurre nada sensato.
Nota: La
Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual
una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no
siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

Artículo anteriorMiércoles, 21 de marzo. “#21M, día internacional contra el racismo y la xenofobia”
Artículo siguienteMiércoles, 21 de marzo. “Trabajadoras/es en lucha” (21/03/2018)