Miércoles, 14 de febrero. “Nota de prensa de la Asamblea por una Nueva Constitución”

13
0

Asamblea por una Nueva Constitución
Nota de prensa.
Después de la presentación del Manifiesto Por Una Nueva Constitución,
la Asamblea ha organizado diversas actividades para los próximos dos meses.
Estas campañas se van a reliazar en torno a dos temas.
            -Por la derogación
del artículo 135 de la Constitución, que por medio de la denominada “Ley
Montoro”, niega la autonomía municipal, impidiendo la inversión aun
teniendo remanente de tesorería.
            -Por la reinversión
del  excedente del Cupo de 215 millones
de euros, para que se utilice para la reversión completa en Educación, Sanidad
y Servicios Sociales,  de los recortes de
UPN los últimos años.
Se ha preparado una Moción para su aprobación,
en su caso, en los Ayuntamientos. En ella se solicita que el Parlamento Foral
presente ante el Congreso de los Diputados una iniciativa para la derogación
del artículo 135. Y que los 215 millones de e destinen prioritariamente a gasto
social.
            Además de las
mociones, se va a realizar una recogida de formas entre la ciudadanía, para lo
que se sacarán a la calle mesas en barrios y pueblos.

Manifiesto de la “ASAMBLEA POR UNA NUEVA
CONSTITUCIÓN “
La situación política en España está marcada
por varias crisis que se superponen y que ponen en cuestión la Constitución de
1978. En primer lugar hay que remarcar la situación laboral y social, que
proviene de la llamada crisis del 2008, y cuya salida se está  logrando a costa de la clase trabajadora, no
sólo por el paro y la precariedad laboral, sino con recortes en la
Sanidad,  Educación  y otros servicios públicos. Para ello, PSOE,
PP y UPN reformaron el  artículo 135 de
la Constitución  y realizaron las
Reformas Laborales con los gobiernos de Zapatero y Rajoy.  A  ello
hay que añadir el recorte de libertades, la corrupción,  la desconfianza en las instituciones públicas
y en la justicia. Por último,  la
solución autoritaria dada a la crisis de Catalunya la vimos el día 1 de
octubre, y más tarde con la implantación del artículo 155.
Se está demostrando, que la Constitución de
1978 está acabada y que quienes  la
apoyan, como es el caso de la monarquía, portavoz del PP en la necesidad de
aplicar el  artículo 155, se están  convirtiendo 
ellos mismos en  un problema para
este país,  pretendiendo que sean las
clases populares las que paguen toda su incompetencia. Y la avaricia de los
mercados, que se expresan a través de las legislaciones de la Unión Europea, o
de los gobiernos de España y de algunas autonomías.
El capitalismo en España pretende
consolidarse unas décadas más, manteniendo un modelo social y económico basado
en una economía de servicios  de baja
cualificación, con bajos salarios y escasos derechos sociales, que les permiten
seguir aumentando sus beneficios. En el terreno institucional pretenden hacer
una Reforma Constitucional en la que se modifique sólo el modelo territorial,
seguramente reforzando el centralismo. Utilizando los medios de comunicación,
casi totalmente pertenecientes a unos pocos oligopolios, para establecer como
único debate el nacionalismo, catalán, vasco o español. Con ello pretenden
ocultar,  bajo las respectivas banderas,  los problemas de la clase trabajadora y las
responsabilidades de las burguesías que siempre se han ido apoyando unas a
otras,  como hemos visto durante décadas
con el voto a los Presupuestos Generales del Estado presentados por el
bipartidismo  de las derechas vasca y
catalana,  tapando y olvidando las corrupciones
de todos. Desde el máximo respeto a las ideas nacionalistas, solo un Cambio
Rupturista en el Estado, permitirá la libre autodeterminación de los pueblos.
Es la hora de aglutinar fuerzas para exigir
una nueva Constitución, que permita en primer lugar garantizar los derechos
sociales como son un salario justo, trabajo fijo y vivienda digna. Pero también
para implantar unas relaciones que acaben con la sociedad heteropatriarcal y
que erradique la violencia machista. Que garanticen una justicia igual para
todos y todas.  Que luche contra la
corrupción exigiendo la devolución de lo robado. Una Constitución que se
replantee el modelo económico para que la economía esté al servicio de los
trabajadores y las trabajadoras, y no de una minoría. Con una democracia
participativa y solidaria. En un Estado Plurinacional que reconozca el Derecho
de Autodeterminación de los pueblos. Con unos Ayuntamientos con capacidad
económica suficiente y autonomía garantizadas. Que apueste por la laicidad, y
por lo tanto la separación total de Iglesia y Estado, acabando con el
Concordato. Y, en la que todos los cargos puedan ser electos, lo que supone
decidir también sobre Monarquía o República.
Los abajo firmantes nos constituimos en
“ASAMBLEA POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”, con la idea de relacionarnos con quienes
a nivel estatal están por esta mismo objetivo y de promover el  debate en todos los pueblos y centros de
trabajo de Navarra, fomentando la movilización para conseguir que especialmente
la clase trabajadora haga suya esta alternativa que es la única que
garantiza  PAN, TECHO, TRABAJO Y
DIGNIDAD.
Nota: La Opinión es un espacio de Radio
Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es
dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en
la línea editorial de nuestra emisora.
Artículo anteriorMartes, 13 de febrero. “Otro fracaso político más de partido popular, la cooperación internacional es más que un documento o plan”
Artículo siguienteDomingo, 18 de febrero. “Vallekas Rocks en RRR hablamos con Kike Tormenta”