Martes, 6 de febrero. “De los Goya a Watterloo” por José Luis Úriz

14
0
De los Goya a Watterloo
Aún con las sensaciones de la última gala de
los Goya presentes, más allá de lo puramente cinematográfico queda el regusto
de lo anecdótico, aunque a menudo esto es lo que resulta más trascendental.
Así en un momento de agudización de las
tensiones centro-periferia sin resolver desde nuestra ejemplar Transición, es
precisamente desde el cine en esa gala de sus premios anuales, desde donde nos
llegan ejemplos de pluralidad nacional.
Teniendo en cuenta lo que para algunos nos
queda claro, que España es una nación de naciones que algún día deberemos
adaptar a los nuevos tiempos, lo ocurrido el pasado sábado es un reflejo de
dicha realidad.
Nada menos que 16 premios se fueron al cine
vasco y catalán, 15 a esa espléndida película, Handía, 3 a “Veranos del 93” y
otros tres incluidos los premios gordos de mejor película y mejor directora al
catalán. Con el añadido de que las dos primeras están hechas en euskera y
catalán.
16 premios que fueron recibidos con discursos
y mensajes impecables de integración y respeto, muy alejados de lo que estamos
acostumbrados a ver y sobre todo oír y leer en el campo político, o de las
redes sociales.
El sábado el mundo del cine nos marco con
claridad el camino a seguir. Ahora sólo falta que el público lo respalde yendo
a ver esas tres grandes películas y los políticos, algunos allí presentes,
tomen nota y les imiten.
No fue esa la única nota reseñable, también vimos
una gala de reivindicación del papel de la mujer en el mundo del cine, de
reivindicación para caminar hacia la igualdad plena. Los discursos estuvieron
plagados de referencias a esa lucha titánica, también las decenas de abanicos
rojos que plagaron el auditorio en muchos momentos, muchos de ellos en manos de
hombres.
La mujer lleva muchos años en el mundo del
cine pero su calidad cada vez compite más de igual a igual con el hombre, solo
falta romper en mil añicos el techo de cristal existente durante demasiado
tiempo y en ese camino parece que estamos.
Llamó la atención la casi ausencia de
comentarios referentes al momento actual de nuestro país, más allá de temas
puntuales como el IVA del cine. Pero por ejemplo ni una referencia a la
situación de especial crispación entre el Estado y Catalunya.
Eso que lo ocurrido las últimas horas daba
incluso para introducir algún gag humorístico. Por ejemplo el intento de
alquilar por parte del exiliado Puigdemont, una mansión de lujo nada menos que
en la población belga de Waterloo.
Esos asesores que hasta ahora demostraban una
gran habilidad han patinado por primera vez durante este largo proceso. Mandar
al “presidente a la fuga” cual Napoleón tras su exilio en la isla de Elba, al
mismo lugar donde este dio por finalizado su mandato de los 100 días, no parece
la idea más brillante en esta batalla de marketing que mantienen desde que
huyó.
Eso después de los lamentables mensajes
pillados a Toni Comín, (bueno, pillados… ¿o no?), le sitúan en una incómoda
posición. Con ERC y parte del PEDeCAT desando quitárselo de encima, porque
consideran que se ha convertido en un lastre para el “proces”, trae un nuevo
panorama que puede dar lugar a cambios profundos en ese complejo mundo del
independentismo catalán.
En estos instantes el pulso que mantiene la
vía Junqueras, más pragmática y partidaria de un cambio de rumbo que lleve a un
pacto con el estado con la vía Puigdemont, partidario de continuar la senda de
la DUI de confrontación total, están a punto de librar la batalla de todas las
batallas.
Con una sociedad catalana que comienza a dar
signos de agotamiento, no parece la mejor idea llevarla a unas nuevas
elecciones de resultados imprevisibles. ¿Quién se beneficiaría de ellas? ¿Se
producirían los mismos o parecidos resultados? Con Cs, PSC y se supone que
JuntsXCat al alza, es probable que quienes sufrirían de nuevo las consecuencias
fueran ERC y PP.
Esta situación de bloqueo sólo podría
solucionarse si desde el estado los partidos de izquierdas se pusieran de
acuerdo en una campaña potente a favor del diálogo y la negociación que tuviera
la complicidad de Junqueras y los suyos.
Volver de nuevo a los antiguos esquemas
defendidos por Pedro Sánchez en su campaña para recuperar la SG del PSOE,
Estado Federal Plurinacional, apertura de un nuevo proceso constituyente,
incluso acordar algún tipo de consulta de acuerdo con la ley, desde la
recuperación del entendimiento con Podemos y ERC.
Todo ello antes de que ocurra lo que la
encuesta del CIS vaticina, que a pesar de la bajada importante del PP, la
subida de Cs pueda permitir a la derecha conseguir la mayoría absoluta en el
Parlamento.
Veremos….
Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

Artículo anteriorLunes, 5 de febrero. “Sintonía laica en RRR” (05/02/2018)
Artículo siguienteMartes, 6 de febrero. “Día Mundial de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina”