Martes, 28 de noviembre. “Pacto social o revolución” por Edmundo Fayanás

Lunes, 27 de noviembre. “Rueda de prensa del Senador de Unidos Podemos por Navarra Iñaki Bernal”
27 de noviembre, 2017
Martes, 28 de noviembre. “Trabajadoras/es en lucha – 28/11/2017”
28 de noviembre, 2017
Show all

Martes, 28 de noviembre. “Pacto social o revolución” por Edmundo Fayanás

La opinión por Edmundo Fayanás.

Pacto
social o revolución

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, se
llegó al acuerdo de firmar un pacto social, esté significara la época de mayor
progreso económico  social de la historia
de la humanidad.   Dicho pacto en pocas
palabras venía a suponer que la clase trabajadora aceptaba la economía de
mercado a cambio de que el mundo empresarial y financiera aceptara la
aplicación de unas medidas que venían a garantizar una calidad de vida
aceptable para el mundo del trabajo, es decir, el estado del bienestar.
Fue la época donde el mundo tuvo un mayor
crecimiento económico y la desigualdad social se iba atenuando con un buen reparto
de la riqueza que se creaba. El
multimillonario Warren Buffet explica muy bien cómo debe funcionar el sistema
capitalista.   Para él, el mundo
capitalista es una balanza con dos platillos, en uno están los ricos y en el
otro el mundo del trabajo.   Cuando mejor
funciona la economía capitalista es cuando hay un equilibrio entre los dos
platillos.
Cuando el platillo de los ricos gana peso
(que es lo que sucede actualmente de una forma escandalosa y obscena), el
platillo de los trabajadores cada vez cae más y se producen situaciones muy
difíciles de entender, con una profunda desigualdad social y económica.   Si vemos los procesos históricos, cuando
estas dos balanzas están muy desequilibradas, es cuando se producen las
revoluciones.
Solamente algún dato para que veamos la
realidad actual, en el año 2016 había en España más de trece millones de pobres
con dificultades para vivir con dignidad. Más del 50% de los salarios de los trabajadores están por debajo de los
mil euros mensuales y hoy más de un 50% de los pensionistas cobran menos de 700
euros
Este periodo económico 1945-1985 aquí
descrito ha tenido un crecimiento económico el doble que el correspondiente al
neoliberalismo y además dicho crecimiento era más armonioso.
Con  la
llegada del neoliberalismo 1985-2017, hemos visto como el crecimiento se ha
ralentizado y ha provocado dos aspectos muy llamativos, por un lado la enorme
desigualdad económica y social que provoca, con un malestar social creciente y
esto supone  la base política de los
populismos que están surgiendo por todas las partes. Sirva como ejemplo, que
los salarios de los norteamericanos prácticamente no han subido desde la
llegada del neoliberalismo, lo que hace que la sociedad norteamericana sea una
de las más desiguales e injustas del mundo, mientras que los ricos
norteamericanos dan muestras de su exuberancia financiera.
El segundo aspecto muy llamativo es que con
la desregulación del mundo empresarial y financiero se provoca profundas crisis
económicas, que siempre acaban pagando los mismos.
¿Qué
podemos hacer para equilibrar el mundo capitalismo donde estamos viviendo?
La respuesta es muy clara, debemos ir hacia
un nuevo Pacto Social para intentar solucionar las injusticias que este sistema
neoliberal está creando. Está claro que
los dos platillos de la balanza deberían equilibrarse nuevamente.
¿Qué debería aportar el mundo del trabajo?
El reconocimiento de la economía de mercado
como garante del desarrollo. Además de
valorar el papel social del mundo empresarial que tuvo enteriormente. Deberíamos aceptar un modelo de competencia como
factor de generación de riqueza y como base de una nueva política social que
genere nuevos medios financieros para atender la dignidad social de todas las
personas.
¿Qué
debería aportar el sector empresarial?
En primer lugar, valorar al trabajador como
persona y con ello un salario justo y su seguridad en el puesto de
trabajo. Esto significa hacer todo lo
contrario de lo realizado en el periodo 2008-2017, cuya gestión ha sido
calamitosa y manifiestamente mejorable.
Sería muy importante que el llamado “salario social” mejorara ostensiblemente,
para ello es preciso una mejor gestión macroeconómica y lograr que el impacto
social y económico de venideras crisis sea mínimo.
El actual modelo neoliberal está basado en la
desregularización y precarización del mercado laboral. Es evidente, la necesidad de un nuevo
equilibrio en el binomio trabajadores/empresarios, buscando la máxima eficacia
para ambos y un clima social de respeto y valoración social del trabajo de cada
uno.
Todos los estudios económicos nos señalan que
una buena redistribución de la riqueza creada, provoca sociedades más justas y
en consecuencia se favorece el desarrollo económico y social de una forma
armoniosa. Actualmente, no es esto lo
que rige nuestra economía y sociedad. La desigualdad es el gran problema mundial y muy particularmente en
España. Por eso, es imprescindible
sentarse en la mesa todos los sectores sociales y económicos del país, para
hacer el Pacto Social, donde se aceptaría la economía de mercado regulado, a
cambio de una mejor redistribución de la riqueza creada en el país.
No es admisible que en España haya más de
trece millones de pobres.  ¿Por donde pasaría este pacto social?

En primer lugar por una mejora del denominado
“salario social”, donde el Estado
garantice unos servicio públicos y sociales eficientes y bien dotados.   No es de recibo que por ejemplo se siga
disminuyendo el gasto educativo hasta el 3,3% del PIB, cuando en la Unión
Europa está sobre el 5,5 del PIB, lo mismo sucede con sanidad. Garantizar el sistema público de pensiones,
volviendo a la revalorización del IPC, la jubilación a los 65 años y unas
pensiones dignas que aseguren una parte final de la vida con dignidad.
Junto a esto atender todas las necesidades
sociales de las personas con enfermedades, discapacidades, marginalidad social
etc…
La lucha contra el cambio climático es básica
en este Pacto social. Debemos invertir
lo necesario para mantener el planeta de forma habitable para las futuras
generaciones: agua para todos, aire limpio, respeto a la biodiversidad…….
Esto es lo que debería aportar grosso modo
este pacto entre los de arriba y los de abajo y además debe realizarse de forma
urgente. No se puede seguir
avanzando  y profundizando en la senda de
la desigualdad económica y social.
Para los que analizamos y hacemos historia,
sabemos que cuando se producen grandes desigualdades sociales, la que estamos
sufriendo ahora, debido a las políticas económicas neoliberales, se acaban en
procesos revolucionarios y los primeros que sufren las consecuencias son los
ricos, como ya ha sucedido otras veces.
Reflexionemos todos y hagamos un nuevo pacto
social es de justicia y equidad, en el que todos los sectores de la sociedad
ganaremos. Piénselo, si son
inteligentes y comprenderán que ese es el futuro de la sociedad.
Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: