Martes, 11 de julio. “G20 ¿Este occidente gobernado por psicópatas?”

17
0
Peter Koenig
La opinión por Peter Koenig, economista, analista geopolítico y ex funcionario del Banco Mundial.

G20 ¿Este occidente gobernado por psicópatas?
Peter Koenig, economista, analista geopolítico
y ex funcionario del Banco Mundial*
“Bienvenido al infierno!” Es el lema con que
los manifestantes han saludados al G20 – y a los autoproclamados líderes del mundo-
en la cumbre de Hamburgo en Alemania. Bajo los auspicios de la señora Merkel
estos “lideres” dicen proponerse discutir las calamidades de nuestro planeta
para resolverlos, sin importarles que el daño a la madre tierra haya sido
causada principalmente por aquellos que representan a Occidente, y ahora dicen
que podrán solucionarlo.

¡Qué terriblemente arrogantes – e hipócritas!
A raíz de la cumbre, la policía está golpeando
a los manifestantes, la mayoría de ellos pacíficos y sin armas – aunque unos
pocos sean violentos y con capucha, como manda la tradición por edad, por lo
que no serán reconocidos como auténticos manifestantes o tontos útiles de la
policía-. Resultado: muchas personas han resultado heridas, varias hasta el
punto de hospitalización.
Al inicio de la cumbre, Donald Trump, el gran
jefe-psicópata, actúa fuera de todo control, sigue repitiendo, como un eco:
“America First” – “America First” – para tratar de justificar la decisión de
los EE.UU. de renunciar a los Acuerdos Climáticos de París.
Ahora, en un intento barato para golpear Rusia
bajo el cinturón, ha ofrecido vender gas a Europa, para que Europa ya no sea
‘rehén’ de Rusia. Arrogante, de nuevo, Donald no parecen tener idea de lo que
está haciendo, además de pensar que el mundo es su marioneta. Con mucho, la
mayoría de los europeos prefieren comprar hidrocarburos a Rusia, que estar en
las garras sangrientas y despiadadas de los Estados Unidos de América – y las
fuerzas oscuras que mueven los hilos en Washington.
Queda por ver en qué medida el psicópata en
jefe tendrá a europea, Australia y Canadá como vasallos alineados y bailando a
su melodía.
Antes de la cumbre, se llevaron a cabo
conversaciones ‘informales’ entre una extraña pareja (Donald Trump y Angela
Merkel). Al parecer, se centraron en Corea del Norte, Siria y Ucrania – todos
países en que EE.UU. trabaja por desestabilizar e impulsar un ‘cambio de
régimen’. Un tipo de interferencia en los asuntos de las naciones soberanas que
Trump prometió durante su campaña abandonaría como presidente. Los “Masters”
del lado oscuro decidieron no permitirlo. Y él no ha sido suficientemente
hombre para defender las promesas por las que fue elegido. Bueno, seamos
sinceros – podría perder su trabajo, o peor.
Nadie ha elegido al G-20, ni el G-7 como sinónimo
de Grandes. Así es como ellos se ven a sí mismos. Aunque la gente los considera
megalómanos, autoproclamados como grandes, nadie parece cuestionar su
legitimidad. La gente sólo protesta contra lo que representan.
Que el G20 este dejando de lado el organismo
oficial, las Naciones Unidas, no es una preocupación. Tal vez, debido a que la
ONU se ha convertido en una marioneta de “masters invisibles”, manipulada por
los EE.UU. En efecto, la ONU tiene un tribunal internacional que debería hacer
responsable a las autoridades norteamericanas por los crímenes cometidos
durante el último siglo, o más. El G7, incrustado en el G-20, es la fuerza
motriz de la agresión, las guerras, la destrucción, muerte sin piedad y el caos
perpetuo.
El G7 – Canadá, Francia, Alemania, Italia,
Japón, Reino Unido y los EE.UU. – todas naciones occidentales (Japón sigue el
juego occidental), también son los principales creadores de terrorismo.
Financian, alimentan, entrenan y arman a reputados grupos terroristas islámicos
como ISIS /, Al Qaeda, Al Nusra – y otros que se ajustan a su estrategia de
guerra (sic) del momento.
Sin embargo, acaba de informar – ¿lo creen? –
que el tema número uno en la agenda de Hamburgo es la lucha contra el
terrorismo. Tremenda hipocresía: los crean, los financian, y ¿luchan contra
ellos? Mienten a la gente. ¿Cuánto tiempo más nos vamos a tragar estas
mentiras?
Esto recuerda al ex canciller alemán, Helmut
Schmidt, que poco antes de su muerte, (en una entrevista sobre el terrorismo en
el periódico “Die Zeit”) afirmaba: “Sospecho que las organizaciones
terroristas, incluyéndolas los alemanes, las italianas, las francesas, las
árabes, las irlandesas, las españolas son relativamente modestas en su
desprecio por la humanidad. Ellas son superadas con creces por ciertas formas
de terrorismo de Estado.”- Cuando el periodista le pregunta “¿Habla en serio?
¿A quién se refiere usted?” Schmidt responde: “Vamos a dejar las cosas hasta ahí”.
Sólo los occidentales megalómanos-psicópatas
podrían haber pensado en la ‘creación’, de una alianza, cuya última meta es
forjar un Nuevo Orden Mundial (NWO), en referencia a un tácito Gobierno
anglo-sionista. A eso nos dirigimos; hacia la opresión militar y al
sometimiento financiero del mundo a una pequeña élite financiera y militar.
Todavía es tiempo de despertar, tomar nuestras
vidas en nuestras propias manos, ignorar la propaganda y la mentira corriente
de medios de comunicación sedientos de sangre; salir del sistema monetario en
dólares falsos de propiedad privada fraudulenta.
Hay alternativas disponibles. Depende de
nosotros dejar de lado un occidente que jamás dejará de oprimir. Pero cada uno
de nosotros, tiene que ver una pequeña chispa, que hay algo drásticamente malo
en la vida hemos vivido en los últimos cien años, que la paz puede estar a la
vuelta de la esquina, pero hemos sido engañados con guerras, con conflictos
sangrientos – y con más guerras de nuevo.
Estamos dormitaba con la idea que el conflicto
y la agresión es normal, porque nos convencieron de que estamos amenazados por
‘otros’ – que en su mayoría provienen del este. Ahora, sí, lo creemos es
cómodo, porque nos resulta inconveniente tener que admitir que hemos estado
viviendo una mentira – una mentira evidente para la mayor parte de nuestras
vidas. Admitirlo nos ayudaría a nosotros mismos y a la civilización – incluso a
la humanidad.
Pero,¿Qué y quiénes son estos G20? Son el G7
ampliada y disfrazado de sus malas intenciones. Para ello han incorporado otros
13 países con poder económico, que a menudo son denominados como “países
emergentes”; Rusia, China, Brasil, India, Indonesia, Argentina, México,
Sudáfrica, Australia, Sur Corea, Turquía y la UE. (España es solo un observador
permanente) Estos países, por supuesto, han sido autorizados por el mundo
financiero occidental y sus instituciones políticas, como el FMI, el Banco
Mundial, la Reserva Federal y la ONU y sus sub-centros regionales.
El G-20 controla dos tercios de la población
mundial, el 90% de la producción económica del mundo y el 80% del comercio
mundial. Su agenda en Hamburgo es semi-secreta, a excepción de aquellos temas
que pueden interesar a la población, como la lucha contra el terrorismo.
Pero sin duda, con el pretexto de la ‘seguridad
y el terrorismo’, también han discutido, dirigidos por el equipo de Trump, la
forma de someter a países renegados, como Irán, Venezuela, Bolivia y, por
supuesto, el “nuevo eje de mal”, Corea del Norte. 
Afortunadamente, existen
Rusia y China en la mesa, y Trump con toda su arrogancia, no puede mirar hacia
el lado sino quiere convertirse en el hazmerreír de la cumbre.
La OTAN, la economía y el terrorismo van de la
mano. Sin terror no hay guerras. Sin guerras no hay producción de armas, sin
complejo militar-industrial, la economía del mundo occidental estaría en un
callejón sin salida. Los EE.UU. depende en más del 50% de su producción para la
guerra y de su maquinaria de seguridad. Si Europa continúa en su condición de
vasallo de Estados Unidos, seguirá estos mismos pasos. Por lo tanto, el
terrorismo es una necesidad para el imperio. La paz no los lleva a ninguna
parte.
¿Veremos pronto fuerzas de la OTAN atacando a
Corea? – Por qué no. La OTAN suena bien; es una alianza de alineados con los
belicistas de Washington que actúan escondido detrás del emblema de la OTAN. En
este mundo la impunidad no tiene fronteras.
¿Sabíais que el vasallo neo-con más importante
de Washington, el presidente de Colombia, ha pedido el apoyo de la OTAN para la
lucha contra la ‘delincuencia’ – es decir, las FARC, con el que firmó un falso
acuerdo de paz para desármalos?. El presidente Santos (¡Nobel de la Paz – suena
como Obama o Kissinger!) y sus amos de Washington quieren eliminar por completo
este movimiento campesino, que ha resistido la supremacía de Estados Unidos y
el apoyo continuo de Washington a los carteles de la droga.
No importa que la OTAN no tenga nada que ver
con América del Sur, o con Asia o el Medio Oriente. La maquinaria de matar la
OTAN va a hacer su trabajo de sometimiento en cualquier parte del mundo,
mientras que la mayoría de la gente simplemente cierra los ojos y los oídos, y
permanecen mudos.
A medida que el G-20 y G-7 son ilegítimos – La
ilegitimidad de la OTAN se da por sentado. La OTAN es una institución fundada
para eliminar las organizaciones sociales y subordinar a las naciones soberanas.
El plan actual de Washington es controlar a Rusia (con agresiones fronterizas
en Europa del Este) y a China, provocando constantemente y amenazando la
soberanía de Corea del Norte.
Pero el G20 no perderá el tiempo hablando de
las auto-prerrogativas que se confiere la OTAN en resoluciones de guerra y de
conflictos y, por supuesto, en la lucha contra el terrorismo. Sin duda, Rusia y
China no caerán en esta trampa.
Después de debatir los mecanismos de apoyo a
las guerras y a la mentira (Goebbels estaría orgulloso) la Economía y Finanzas
tendrán un lugar central en las reuniones del G20. Su agenda básica es: ¿Cómo
acelerar la globalización financiera para alcanzar en el menor lapso de tiempo
la dominación financiera y monetaria?
La economía occidental está funcionando en el
vacío – su principal fuerza es la codicia y el beneficio inmediato de unos
pocos. La privatización de los activos del Estado es parte de esta carrera. Las
personas no importan. La gente, que necesita consumir es cada día más una diminuta
élite cuya extrema avidez tiene un apetito insaciable. Estas personas pronto
vegetarán en un espacio seco, hurtado a las infraestructuras sociales y al
estado de bienestar.
Lo que queda es la esclavitud por deuda. Para
sobrevivir, las personas deben vivir con deudas interminables. A medida que los
países se ven obligados a tragar este endeudamiento masivo son sometidos con
raciones mínimas para la supervivencia. Grecia es el epítome de este afilado
cuchillo que cortó la garganta de su pueblo. Grecia es el ejemplo de la última
barricada para la supervivencia. La solidaridad internacional ha desaparecido.
El imperio es una bestia moribunda que sigue
embistiendo. Es desesperado; sabe que está en el corredor de la muerte y que
tiene que morir. Pero en su rabia-enferma luchará hasta el último minuto – o
hasta que la muerte reina sobre todos nosotros. Ese es el riesgo que estamos
corriendo. En un holocausto nuclear- como ha dicho un preocupado Putin – nadie
va a sobrevivir. En el G-20 lo saben.
Pero no olviden – cualquiera decisión del G-20
no tiene legitimidad, ellos mismos son ilegítimos. La policía de Hamburgo no
tiene el derecho a reprimir un movimiento contra un poder ilegítimo de
dictadores dementes que forman un conglomerado de gánster.
La represión policial en Hamburgo, ordenada por
Merkel, es una advertencia para lo que está por venir, porque Europa está
siendo militarizada. Para aquellos que no son conscientes, existe actualmente
un ‘pueblo fantasma’ que está siendo construido por la Bundeswehr en colaboración
con la OTAN, con los campos de entrenamiento militar más modernos de Alemania,
en Sajonia-Anhalt, no muy lejos de Hamburgo.
A partir del 2018, esta ciudad artificial
estará lista para el entrenamiento de las fuerzas militares de la OTAN y de la
UE en “la guerra urbana”, con el objetivo de reprimir posibles levantamientos y
protestas a raíz de medidas económicas neoliberales – al estilo de Grecia – en
Europa. Merkel y los ‘líderes’ de la OTAN (sic) tratan de anticiparse a las
decisiones que los pueblos personas pueden llegar a tomar. Por lo tanto, se
preparan para suprimir una posible disidencia posible en las ciudades europeas.
La policía y los militares no evitarán matar a
sus propios hermanos. Hemos sido testigos de cómo se hace esto. De hecho, durante
los últimos siete años han abusado de una hermosa nación – Grecia – la tierra
que nos ha dado filósofos, matemáticos y científicos que todavía admiramos – y
que nos dio el verdadero concepto de democracia para Occidente. Hoy en día, lo
que queda es una quimera; y la democracia está siendo utilizada por los Estados
Unidos, una nación tiránica no democrática y por sus vasallos.

Los G20 seguirán jugando su juego, siempre y
cuando se lo permitamos. La mayoría son conscientes que puede ser su juego
final, que el futuro está en el Este, que Occidente está pasado de moda, y que
es sólo una cuestión de tiempo, antes que Occidente completa su suicidio por su
codicia, agresiones y falsedades.
Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.
Artículo anteriorMartes, 11 de julio. “Las pensiones y las vergüenzas de los economistas neoliberales”
Artículo siguienteMartes, 11 de julio. “Conversamos con Núria Soto, portavoz de la plataforma Riders por Derechos”