Lunes, 7 de agosto. “Babilonia y el sexo”

Sábado, 5 de agosto. “Vallekas Rocks en RRR”
5 de agosto, 2017
Lunes, 7 de agosto, “Nacionalización de las compañías eléctricas: No es una consigna, es una necesidad”
6 de agosto, 2017
Show all

Lunes, 7 de agosto. “Babilonia y el sexo”

Placa de terracota erótica. II milenio a.C.    
Museo de
Arqueología de Israel

Si el marido junto a otra persona acusaba a la mujer
de adulterio, entonces debía someterse a una dura prueba: tenía que jurar ante
los dioses su inocencia y luego arrojarse al río. Si se ahogaba, se consideraba
que era culpable, y si no se ahogaba, se pensaba que los dioses la habían
ayudado porque era inocente. En aquellos tiempos muy pocas personas sabían
nadar en Mesopotamia, por lo que esta prueba era realmente muy arriesgada. Si
seguimos el Código de Hammurabi respecto al adulterio recoge varios aspectos.

En el artículo 129, hace referencia al agua y dice “Si
la esposa de un hombre ha sido sorprendida mientras estaba acostado con otro
varón, se los atará y se los echará al agua. Si el dueño de la esposa deja
vivir a su esposa, entonces el rey dejará vivir a su servidor”.
En el artículo 131º dice “Si el marido sólo tenía
dudas y no sorprende a los adúlteros, la mujer debe pronunciar un juramento
ante Dios para confirmar su inocencia y podría volver a casa de su padre”.

El artículo 132º dice “Si uno ha dirigido su dedo
contra la mujer de otro a causa de otro hombre, y si ella no ha sido sorprendida
con el otro hombre, o acusa a su marido, ella se arrojará al río”.

Escucha nuestra radio o los Audios-Podcast, si quieres oír los programas íntegros.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: