Conmemoración la Nakba del pueblo palestino

29
0

15 de mayo

Conmemoración la Nakba del pueblo palestino



Han pasado ya setenta años de la expulsión y huida obligada
de su territorio de este pueblo como consecuencia de la creación del Estado de
Israel. Para los y las palestinas la Nakba es un día de luto nacional en el que
se recuerda la expulsión de más de 800.000 personas de sus hogares, la
usurpación de su tierra, el exilio y la destrucción de más de 500 poblaciones y
aldeas palestinas. 

La ocupación por los sucesivos gobiernos de Israel y su
política colonialista han usurpado al pueblo palestino de su territorio vital,
y continúa llevándose a cabo con la construcción de asentamientos en los
territorios palestinos ocupados, declarados ilegales y condenados según la
resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. 
La resolución 478 de 20 de agosto de 1980 de este consejo de
seguridad, reafirmada por siete resoluciones, condena el intento de anexión de
Jerusalén Este por parte de Israel, nombra el incumplimiento israelí de la
resolución 476 y condena la Ley de Jerusalén de 1980, por la que Israel declara
unilateralmente a la ciudad de Jerusalén como capital “eterna e indivisible”
del Estado de Israel. Esta violación del Derecho Internacional es censurada “en
los términos más enérgicos” cuando se afirma que “supone un serio obstáculo por
el logro de una paz completa, justa y duradera”. Esta misma resolución
establece que el Consejo no reconoce la ley y pide a los Estados miembro de
Naciones Unidas aceptar la decisión del Consejo, al tiempo que les solicita
retirar sus misiones diplomáticas de la ciudad y llevarlas a Tel Aviv.
Los seis millones de refugiados palestinos que hoy se
encuentran exiliados en 58 campos de refugiados en Líbano, Siria, Jordania, en
Cisjordania y la Franja de Gaza están esperando el cumplimiento de la
resolución 194 de once de diciembre de 1948 de Naciones Unidas, que exige su
retorno de las personas refugiadas a sus legítimos hogares en Palestina.
Las movilizaciones que comenzaron en Palestina el pasado 30
de abril conocidas como “Marchas por el Retorno”, y que tenían como objetivo
reivindicar el derecho del pueblo palestino a retornar a sus hogares, se
saldaron con un balance de 43 personas asesinadas a mano de francotiradores
israelíes y más de 7000 heridos entre la población civil palestina.
El 15 de mayo del pasado año también estuvimos acampados en
este mismo espacio en solidaridad con las mil seiscientas presas y los presos
políticos palestinos en las cárceles israelíes, y la lucha pacífica que durante
cuarenta y un días llevaron a cabo mediante una huelga de hambre a base de sal
y agua. La huelga reclamaba la eliminación de la Detención Administrativa, las
torturas físicas y psíquicas y las celdas de aislamiento, mejorar la asistencia
sanitaria dentro de las cárceles israelíes, permitir las visitas familiares,
cursar estudios a distancia, mejorar los medios de transporte de los presos de
las cárceles a hospitales o juzgados.
Durante el pasado año 2017 se produjeron casi siete mil
detenciones, casi mil quinientas de las cuales eran niños y niñas, y entre las
que se contaban trabajadores y trabajadoras, periodistas, activistas y
representantes políticos. Todas estas víctimas han denunciado haber sufrido
torturas físicas y humillaciones delante de sus familiares. 


Las organizaciones firmantes queremos solidarizarnos con el
pueblo palestino en la conmemoración de la Nakba y llamar la atención sobre el
reiterado incumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, la
irresponsabilidad de distintos gobiernos, cuyas actitudes no sólo no obran en
favor de la paz y del entendimiento, sino que fomentan el odio y la barbarie
(tal es el caso de la decisión del presidente de los Estados Unidos,
reconociendo la capitalidad de Jerusalén para Israel), y el sufrimiento al que
el pueblo palestino está siendo sometido. 
Condenamos la barbarie que el gobierno del primer ministro
Benjamín Netanyahu está llevando a cabo contra las personas que habitan en
Palestina y el uso de armamento que el ejército de Israel despliega sobre la
población civil en Gaza, como hace con los drones armados. 
Asimismo, exigimos
El fin de la ocupación de Palestina por parte de Israel.
El retorno de todas las personas refugiadas a sus hogares en
Palestina.
El cumplimiento de la legalidad internacional y las
resoluciones de la ONU por parte de Israel de todos los actores del conflicto.
El respeto de los Derechos Humanos 
El reconocimiento del Estado palestino Independiente en las
fronteras del 4 de junio de1967 y Jerusalén Este como capital de mismo.
La liberación de los presos y presas políticas palestinas en
las cárceles israelíes, entre las que se incluyen niños y las niñas como Ahed
Tamimi
Al gobierno de España y resto de países, así como a las
instituciones de la Unión Europea, que tomen medidas necesarias de presión al
Estado de Israel para que respete la legalidad internacional y cese la
construcción o ampliación de los asentamientos de colonos israelíes en los
territorios palestinos ocupados.
El gobierno de España, como miembro del Consejo de Derechos
Humanos de Naciones Unidas, tiene la obligación y responsabilidad de impulsar
estas demandas, en particular la exigencia al gobierno Netanyahu del respeto a
los derechos humanos, así como el cese en su política de vulneración
sistemática de éstos. 


Las organizaciones firmantes llamamos a la movilización en
solidaridad con el pueblo palestino, participando en todas las manifestaciones,
concentraciones y actos que, con motivo de la Nakba, se organizan en estos días
en nuestro país.


               
                     
            Madrid a 11 de mayo de 2018


Firmantes:
1-      Asociación de la Comunidad
Hispano-Palestina “Jerusalén”.
2-      Izquierda Unida (IU).
3-      Comisiones Obreras (CC.OO.)
4-      Unión General de Trabajadores (UGT)
5-      PODEMOS Internacional

Artículo anteriorHablamos con Manuel Clemente, concejal de IU en Villarrobledo
Artículo siguienteInformativo RRR