Luchando contra el expolio macro eólico de Galicia

0

Acudí a la manifestación contra la depredación eólica del oligopolio de las multinacionales de más energía, en La Coruña, porque esta lucha es de todas y todos, se trata de la defensa del futuro de Galicia, de nuestros hijos, de lo que queremos ser hoy es el día de mañana como nación.

La Vecinanza de Anca Afectada por el macroproyecto del Parque Eólico de Caaveiro reunimos dinero para poner un autobús, como ya hiciéramos para ir a Santiago de Compostela.

En esta manifestación repetimos consignas de denuncia y de lucha:

‘Montañas sagradas, aldeas habitadas’,

‘El Capital nos echa del rural’,

‘No, no, no a esta invasión; no, no, no a la colonización’,

“Que nos escuchen, queremos vivo el monte”

‘No al expolio de nuestro patrimonio’,

‘ No queremos molinos delante de las narices ’.

“Aldeas vivas y no destruidas”

“Tanta avaricia acaba con Galicia”

“Quieren expulsar a la gente del rural”

“Las ciudades y el rural contra el expolio del capital”.

Nosotros somos un grupo de vecinos auto organizados para defender a nuestra tierra, a nuestra parroquia, a nuestro modo de vida, de los abusos y del expolio de las multinacionales.

Nos auto organizados en vista de la pasividad de nuestros representantes políticos, y su inacción, o en el peor de los casos de su traición.

El gobierno “progre” de Madrid he el gobierno “facha” de Galicia, tienen una cosa en común, están al servicio de las multinacionales eléctricas, van a vender el presente y el futuro del rural gallego al mejor postor, en nombre de un falso progreso.

Echarle la culpa de todo a Putin y a la guerra de Ucrania es ahora el argumento fácil de moda, es un argumento que vale para todo, también para justificar el expolio de Galicia.

Esta traición al rural gallego, esta traición a Galicia es a todo el pueblo gallego, y no sería posible sin cómplices en los Ayuntamientos, necesita de Alcaldes dispuestos a vender el futuro de sus vecinos.

Ahora también además de sentir la amenaza podemos verla desde nuestras casas.

Los que vivimos en San Sadurniño y Neda podemos ver como se levanta en uno de nuestros montes una torreta de medición de viento relacionada con el proyecto del Parque Eólico Caaveiro que la eléctrica ENEL Green Power pretende instalar en terrenos de ambos municipios y también de Fene y Cabanas, con una a potencia de 78 MW y 15 molinos de una altura aproximada de 200 metros, más del doble que la catedral de Santiago.

A esta amenaza ya visible debemos hacer reaccionar, porque van en serio, nuestras vidas, el rural gallego, la vecindad y el futuro de Galicia, a esta gente les importa un carajo.

Pero nosotros tenemos la obligación de defender lo nuestro, y a los nuestros.

¡EÓLICOS AQUÍ NO!

Por: André Abeledo

Artículo anteriorSintonía laica en RRR, 22.09.2022
Artículo siguiente“Elogio de la revolución” por Arturo del Villar