Los vikingos y su sexualidad

24
0

El comercio de esclavos fue uno de los principales filones económicos de los vikingos. Centraron la caza del hombre en conseguir mano de obra especialmente a lo largo del Volga y entre los pueblo bálticos. Las esclavas femeninas eran habituales y muy bien vistas.  Los nobles vikingos mantenían relaciones con ellas a la vista de todo el mundo. No era raro utilizar a una esclava como juguete sexual. Las concubinas y las esposas podían hasta compartir techo, con las hostilidades que eso podía conllevar. La esposa vikinga tenía pleno control en su hogar, y en la Saga de Laxdaela aparece un caso de una mujer que obliga a su marido a enviar a su esclava irlandesa a otra granja. El comercio de esclavos era un negocio muy importante y se daba sobre todo con la zona del río Volga.

Homosexualidad.

Ante la necesidad de tener descendencia hacía imposible la convivencia exclusivamente homosexual.  Sin embargo, como en otras sociedades antiguas era habitual la práctica de la homosexualidad.   Los vikingos no lo consideraban mal, especialmente sí se practicaba de forma activa.   Relacionaban el deseo homosexual con la brujería.

Artículo anteriorRueda de Prensa, de Organizaciones feministas abolicionistas de Barcelona
Artículo siguienteEspaña, un reino en descomposición por Manuel Ruiz Robles