Los negacionistas del COVID-19 fruto del individualismo irresponsable

28
0

Uno de los síntomas sociales del COVID-19 es la aparición de friquis negacionistas que nos ponen en peligro a todos.

Ahora tenemos dos problemas el COVID-19 y los idiotas dispuestos a diseminar el virus, “que bote, que bote, que aquí no hay rebrote” cantaban en Madrid sin mascarilla ni distancia de seguridad.

Ninguna libertad individual puede estar por encima del derecho colectivo a la salud.

Algunos confunden libertad con libertinaje o el privilegio.

Los negacionistas del COVID-19 algún día harán historia y aparecerán en la “friquipedia”.

Ver a centenares de energúmenos defender que la pandemia es una «farsa» y que el uso del tapabocas no tiene «justificación científica» parece una tragicomedia. Lo hacen sin ser científicos, ni epidemiólogos, ni médicos, ni personas con el más mínimo sentido común.

La manifestación NEGACIONISTA del COVID-19 en Madrid era una buena oportunidad para sancionar a los irresponsables por no usar mascarilla y empezar a tomarse las cosas realmente en serio.

Los que ahora protestan por tener que ponerse la mascarilla, son los que al principio protestaban porque no había suficientes.

Esos “manifestantes” antimascarillas y negacionistas del COVID-19 son los que escupen a un periodista de TVE.

Los “manifestantes” ponen en peligro la salud del reportero escupiéndole en medio de la pandemia mientras hacía su trabajo. Este es el nivel de la masa de excrementos reunida en Madrid.

Los de la manifestación NEGACIONISTA del COVID-19 vienen siendo los mismos que dicen que el virus es chino y comunista. Por un lado, dicen que no existe el virus porque no lo ven y por el otro dicen que es un virus comunista a lo Donald Trump.

Ellos no defienden libertades, defienden el individualismo más salvaje e insolidario, no son revolucionarios de nada, de hecho, no tienen ni idea de lo que es el respeto a las libertades.

Un revolucionario verdadero es disciplinado, tiene empatía, cree en lo que dice, hace lo correcto, no miente, no engaña, tiene dignidad y lucha.

El coronavirus es una familia de virus y el COVID-19 es un nuevo virus de la familia. Que la familia sea conocida no hace al nuevo miembro el COVID-19 menos peligroso.

Personalmente prefiero fiarme de epidemiólogos, científicos, médicos y personal sanitario que de Bosé y compañía.

Pues nada viva el comandante Miguel Bosé y su revolución de fachapijos insolidarios, que muera la razón, que viva la muerte…de traca.

Una sociedad sin empatía, sin valores, sin ética, sin disciplina, orgullosa de su ignorancia, que confunde libertad con libertinaje. ¿Es eso lo que queremos?

La lucha contra la Pandemia es un deber social basado en la solidaridad. También en la solidaridad internacionalista.

 

Por: André Abeledo Fernández

Nota: el articulo es responsabilidad de su autor, a. Nosotros solo somos el medio que permite libremente expresarse a sus autores, as.

Artículo anteriorManifestación: El Borbón a prisión
Artículo siguienteDocumental en recuerdo 84 aniversario asesinato de Federico García Lorca