Los medios sobre Ucrania espectáculo y parcialidad

0

La televisión y los medios son tan superficiales y tan parciales, que la verdad es lo que menos les importa, informar nunca, desinformar siempre, una guerra convertida en espectáculo, horas de TV lanzando mantras a las masas.

En estos días se repiten los argumentos de los opinadores televisivos, que tanto te opinan de una guerra, como de una pandemia, como de un volcán o de Eurovisión.

Te llaman ignorante y proruso porque están bien informados y conocen la historia de Ucrania gracias a la TV, los opinadores que lo mismo te hacen una tortilla que una estrategia militar, la prensa independiente; OK Diario, El Mundo, La Razón, El Español. Vamos todo lo más mejor.

Pero todo conflicto bélico tiene una raíz que hay que tratar de desentrañar de entre la propaganda de unos y otros.

Las guerras siempre son catástrofes, dramas humanos, pequeñas historias que rompen el corazón, pérdidas irreparables. “La primera víctima de la guerra es la verdad”, por eso solo sabremos lo que quieren y nos lo contarán como les interesa. La verdad no importa, solo la propaganda.

Biden ordena al Departamento de Estado liberar hasta US$ 350 millones en asistencia de seguridad para Ucrania, vamos armas, Reino Unido y Europa también envian armas, armas y sanciones económicas, apuestan por una guerra larga y cruenta. Eso sí que se maten ellos, de tropas nada.

Absurdas medidas de castigo a Rusia tragicomicas:

“Rusia, expulsada del Festival de Eurovisión tras la invasión de Putin a Ucrania” (ABC). Seguramente se estén planteando la retirada trás el duro golpe que supone no acudir al festival. Me viene a la mente cuando  Eurovisión RTVE  alardeo de la buena aceptación de Chanel en Rusia.

Eurovisión expulsa a Rusia del festival por la invasión de Ucrania. Pero nunca ha expulsado a Israel por la matanza de palestinos. El doble rasero sigue plenamente vigente.

La guerra en Ucrania tiene su origen en el golpe de Estado de 2013 y comenzó en la República Popular de Donetsk, un conflicto armado que comenzó en abril de 2014 entre milicias prorrusas y el Ejército ucraniano.

Según la ONU, ha causado más de 14.000 muertos y miles de desplazados que han contado con la indiferencia de Occidente…hasta ahora.

A Ucrania no la iban a dejarla entrar en la UE, seguramente tampoco en la OTAN. Ucrania ha sido una herramienta para desestabilizar la zona, un peón en el tablero de la geoestratégia. EEUU no cedió ni un ápice en las negociaciones con Rusia a sabiendas de lo que podía pasar.

El empeño de EEUU en continuar la progresiva expansión de la OTAN hacia las fronteras de la Federación de Rusia, nos ha conducido a un escenario, con implicaciones de alcance impredecible, que se pudo evitar.

Ningún líder de la UE está por la desescalada, mucho menos la OTAN, y no digamos ya los EEUU, nadie llama a una reunión para definir un espacio de seguridad con garantías para Rusia. Todo pasa por subir la apuesta. En este juego de geoestratégia poco o nada importa el pueblo.

¿Si Rusia hace lo mismo en Cuba, México o Venezuela, Que hubiese pasado?

Deberíamos hacernos preguntas como: ¿quién va a generar beneficios indecentes gracias al precio desorbitado del gas?, ¿quiénes van a pagar la crisis perdiendo poder adquisitivo y viendo como su nivel de vida cae en picado?

La respuesta está al otro lado del Océano.

La primera guerra en Europa desde el siglo XX dicen los opinadores de la TV, como si Yugoslavia o Donetsk estuviesen en África, Asia, o América. Tertulianos que valen para todo, muy apañados, saben de pandemias, volcanes, geopolítica, historia, estrategia militar, de todo un poco.

No es fácil, no es cómodo decir verdades que estorban o estropean el relato oficial, la gente, hasta aquella que se considera menos manipulable prefiere las películas de buenos y malos, no quiere complicaciones, es mejor que el malo sea muy malo al estilo Hollywood, pensar cansa.

Estoy por la paz y contra todas las guerras, no trago propaganda de ningún bando, tampoco la de nuestros medios de desinformación, la de EEUU, de la OTAN, de la UE o del gobierno de Ucrania.

La guerra en Ucrania comenzó hace 8 años.

La OTAN se ha dedicado a echarle gasolina al fuego.

Estoy por la PAZ en el Mundo, “no” a la OTAN, “no” a la rusofobia.

Por: André Abeledo

Artículo anteriorPresentación del libro de P. López y Pilar Nova, “Talento y exilio. La diáspora del conocimiento”
Artículo siguiente“Crimen y castigo” por Manuel Ruiz Robles