Los mayas y su curiosa sexualidad

48
0

Los mayas no constituyeron un conglomerado estable y homogéneo, sino que cada ciudad era en sí un Estado gobernado de manera independiente. Sin embargo, la lujuria, el amor, el placer y la sexualidad tuvieron un profundo valor entre los mayas, que solían identificarse con ciertas artes como la plumería o con cierto tipo de flores. La exaltación de los sentidos y la carnalidad se veían reflejadas de tal manera, que la rubicundez y la gordura fueron apreciadas como atractivos sexuales. La sexualidad de los mayas estaba estrechamente ligada con todo lo referente a la naturaleza, el mundo, así como su orden y funcionamiento. El deseo sexual formaba parte de los ritos de guerra y religión. Los mayas decían que el cuerpo es pasajero y el cuerpo sexual solamente conoce lo que siente. La diosa de la Luna era la encarnación de la identidad maya, era un símbolo de generación, de maternidad. Esta diosa mantenía relaciones sexuales con otros dioses y de esa manera surgió el pueblo maya.

Artículo anteriorVerdemar Ecologistas en Acción vuelve a denunciar la contaminación en la Bahía de Algeciras por barcos sin control
Artículo siguienteSintonía laica en RRR – 21.08.2019