La lucha contra los megaproyectos eólicos es de todos y por todos

239
0
La lucha contra los megaproyectos eólicos es de todos y por todos.

Algunas luchas son de todos, unen a personas cada uno de su padre y de su madre, a vecinos con vidas diferentes, a gente de distintas ideologías, eso es lo que está sucediendo ahora en Galicia con el movimiento nacido contra los macro proyectos eólicos que amenazan al rural gallego y a su forma de vida.

El movimiento no es uniforme, en cada comarca, en cada aldea se organiza de un modo diferente y está mejor o peor organizado, pero en un movimiento con un potencial de unidad transversal capaz de poner de acuerdo a aldeas enteras en su afán de seguir vivas y no permitir que intereses económicos pisoteen su dignidad y destruyan su futuro.

Como ocurre en este tipo de movimientos siempre hay quien intenta controlarlos, o busca sacar un rédito político, a las multinacionales les interesa acallar a las voces discordantes, adormecer a la opinión pública y engañar a los vecinos afectados, desgraciadamente los poderes económicos siempre encuentran políticos a los que comprar o tontos útiles a los que utilizar para alcanzar sus objetivos.

Personalmente entiendo que una plataforma debe nacer con los afectados a nivel individual y fortalecerse con otras personas solidarias, con asociaciones de vecinos, grupos ecologistas, etc. Y cuando la causa es justa, como es el caso, debe estar apoyada, que nunca controlada, por el Gobierno Municipal y los distintos grupos políticos.

Pero no lo van a tener fácil, el rural gallego ya ha demostrado en otras ocasiones su capacidad de lucha. Como buenos gallegos somos desconfiados, pues hemos sido engañados y utilizados en demasiadas ocasiones.

En cada comarca y en cada ayuntamiento nacen plataformas para luchar por su tierra, por su presente y el futuro de los que vendrán detrás, algunas nacen bien, son plataformas de afectados a nivel individual, con la participación de asociaciones ecologistas o vecinales y de personas que aman a Galicia como a sí mismos, otras nacen mal, con políticos de mente estrecha que intentan controlarlas por miedo a que alguien pueda sacar un supuesto beneficio electoral en el futuro, o aún peor nacen controladas por personas que se han vendido a las multinacionales del sector.

En realidad es algo que ha pasado siempre, bien sea en la lucha contra la mega minería, o en la lucha contra los megaproyectos eólicos, o en tantas otras.

Personalmente estoy convencido que los traidores a su propio pueblo serán arrastrados por una marea humana que no se va a parar por muchos obstáculos que les pongan en el camino.

Nuestra Galicia profunda, nuestro rural gallego, dará esta batalla y la ganará, pobre del político que piense que puede engañar a este pueblo, más le valdría sacarse de en medio antes de que suba la marea, o mejor, escoger trinchera con la gente que lucha por lo que es justo, que defiende su dignidad y la de todo un pueblo contra gigantes que como en el Quijote hoy son molinos.

Esta lucha la vamos a ganar entre todas y todos. Galicia no se vende, se defiende.

André Abeledo Fernández (Delegado de personal da CIG en Mercadona Provincia de A Coruña).

Artículo anterior“Dejar de ser súbditos” por Gerardo Pisarello
Artículo siguienteMagazín fin de semana RRR, 31.10.2021