Jueves 8 diciembre, “La Opinión, Los derechos laborales en Mercadona” por André Abeledo

6
0
Jueves 8 diciembre, a las 14:30 y R a las 19:30 h. La Opinión, Los derechos laborales en Mercadona por André Abeledo – Concejalde EU en Narón y sindicalista.
Todo mi apoyo a María López delegada de la
CIG.
André Abeledo
Conozco a María López, que como yo trabaja en
Mercadona y los dos somos sindicalistas. María es ahora la cabeza visible en la
denuncia de la situación de los derechos laborales en Mercadona después de su
paso por el programa “SALVADOS” de “LA SEXTA”, pero su lucha vine de antiguo,
como la mía y la de otras compañeras y compañeros.
Puedo poner la mano en el fuego por María
López, pero no tan solo porque la conozca y comparta con ella la camaradería de
ser ambos a día de hoy afiliados a la CIG, delegados de personal y miembros de
la sección sindical de la CIG en Mercadona en la Provincia de la Coruña.
En mi caso después de once años en la empresa
se cómo funciona, además también fui presidente del anterior Comité de Empresa,
un comité de 17, “curiosamente” todas y todos de CCOO, en aquel momento yo era
afiliado a CCOO, y cuando lo conocí me enfrenté al “acuerdo” que los dos
sindicatos mayoritarios tienen con Mercadona, por eso ahora estoy en la CIG.
Yo también fui liberado por CCOO durante tres
meses en Mercadona, una de las peores etapas de mi vida, fui “gerente
sindical”, o quisieron que fuese pues me negué a actuar como parte de RRHH y
continúe tratando de ser un verdadero representante de las trabajadoras y
trabajadores.
Perdí la “liberación” tras negarme a
desconvocar las movilizaciones en protesta que llevamos a cabo en Ferrol tras
el despido de un compañero después de secundar la huelga general, unas
movilizaciones desconvocadas oficialmente por CCOO tanto en su página de la
Federación de Comercio como en la del Sindicato Nacional, el motivo según su
comunicado “para preservar las buenas relaciones del sindicato con Mercadona”.
Viví también la campaña para poder presentar
una candidatura de verdad en Mercadona y sufrí como el resto de mis compañeras
y compañeros la actuación de los liberados de UGT y CCOO desplazados a la
provincia de A Coruña para tumbar nuestra candidatura.
Sufro también el “funcionamiento” arbitrario
de un sistema de primas totalmente subjetivo, pues en mi caso tampoco la cobro
al no estar “suficientemente comprometido con la empresa”, una prima que
funciona como zanahoria antes de darte el palo al trabajador, una prima que
puede ser premio o castigo según como te “portes”, dependiendo si entregas o no
tu vida a la empresa, recordar que está prima puede suponer hasta dos meses de
salario. 
Conozco las presiones por estar de baja, a mí
también me han retirado el complemento salarial, unos 300 euros dependiendo del
caso, por negarme a coger un alta voluntaria.
He vivido también las dificultades para poder
ejercer mi derecho a una reducción de jornada por conciliación familiar para
poder cuidar y disfrutar a mis hijos, y sé cómo la empresa convierte este
derecho en una simple reducción de jornada y salario al tratar de obligar a las
trabajadoras y trabajadores a adaptarse a las necesidades de la tienda por
encima de las necesidades del menor.
Por todo esto y mucho más sé muy bien que
María López ha dicho la verdad, en todo caso se ha quedado corta, por ese
motivo he decidido hacerme eco de una entrevista realizada a María el
29/11/2016, una entrevista a una mujer valiente y ejemplar que suscribo al
100%.
André Abeledo Fernández, Concejal de Esquerda
Unida de Narón, militante del PCG, y sindicalista organizado en la CIG,
delegado de personal y miembro de la Sección Sindical de la CIG en Mercadona en
A Coruña).
“Entrevista a María López, de Mercadona:
“No actúo desde el resentimiento, yo hago sindicalismo”

La delegada de la CIG ahonda en el modelo de
relaciones laborales en la empresa, después de la polémica generada por el
programa ‘Salvados’
El programa emitido por La Sexta el pasado
domingo sobre Mercadona está generando una acalorada polémica y abre un debate
sobre las condiciones laborales y la vulneración de las libertades sindicales
dentro de la empresa. Hablamos con María López, delegada por la CIG y una de
las protagonistas del programa que nos desgrana por lo menudo como son las
relaciones laborales en Mercadona, que ocurre con el personal que cae enfermo,
en que consiste el “sistema calidad total”,  cual es el papel que juegan CCOO y UGT, o
como utiliza la compañía la prima de beneficios para influir en el
comportamiento de las trabajadoras y trabajadores.
En primer lugar, ¿cómo vives la repercusión
que está teniendo tu intervención en el programa?
La palabra que es que me encuentro abrumada.
Abrumada por la reacción positiva de las compañeras y compañeros, de las y de
los clientes, de amigas y amigos, etc. Pero también con normalidad, porque esto
para mí es un trabajo sindical más. Ahora yo convertí en la cara visible, pero
esta lucha viene de hace seis años atrás. De 2010 a 2014 sufrí una situación de
persecución constante, hasta intentaron despedirme. Lo que me salvo fue
realizar una actividad sindical abierta y clara aun no estando en Comité. Y por
fin en 2014, conseguimos representación en el Comité.
Contra lo que se comenta, yo no me quiero ir
de Mercadona, yo quiero trabajar con dignidad. Fui a Salvados porque me
llamaron y considero esto como una actividad sindical como otra cualquiera, voy
allí y digo la verdad. Ver compañeras llorando día tras día me hace sufrir más
que si me acosaran a mí. En Mercadona existe miedo. Y una empresa que tiene un
marcado carácter sectario, donde existe una falta de libertad tremenda y donde
predomina la cultura del miedo. Lo que pretendemos desde la CIG es cambiar esa
situación.

¿Que supuso para ti presentarte en una
candidatura por la CIG?
Presentarme por la CIG supuso la pérdida de
la prima de ese año (2010), pero después de eso vino una situación de presión
continua. De hecho, luego de que la empresa pierde el juicio, me aprueban la
prima, pero los dos años siguientes (2012-2013) no me la dieron. Dentro de unas
semanas tenemos juicio por esta cuestión. En 2014 me la volvieron a conceder
porque acababa de salir elegida delegada de personal y resultaba muy
escandaloso que me retirase la prima.
En cuanto a los rumores de que quiero que
despidan a mi encargado, pues no quiero, el hizo lo que le mandaron. Lo que
quiero es que cambien las condiciones de trabajo en Mercadona, no que despidan
a gente. Yo no actúo desde el resentimiento, yo hago sindicalismo.
¿Cuál fue la reacción de la empresa?
Inmediatamente después de la emisión dio
orden de que los/las encargados/as preguntaran a todos los trabajadores y
trabajadoras cual es su opinión sobre el programa, de manera individualizada.
Hubo centros en los que se hizo la recogida por escrito, en otros verbalmente y
hasta al personal que estaba a turnos se le mando la pregunta por whatsapp.
Parece una caza de brujas y un intento de identificar “disidentes”.
Pero que pasa, que en el entorno de miedo que
existe, el personal nunca va a decir lo que piensa de verdad, se limita a una
respuesta neutral o a favor de la empresa. ¿Quién se va posicionar en contra?.
¿Cómo son las relaciones laborales en
Mercadona?
En el momento en el que no te identificas con
los principios empresariales quedas señalada. En Mercadona se aplica el sistema
de calidad total. Existe un libro con siete principios (ahora añadieron dos
más), que cuando entras en Mercadona tienes que interiorizar, y sobre el que te
hacen un examen oral. Cuando lo apruebas ya estás dentro de la
“secta”. En ese sistema, se identifica al “jefe” con el
cliente y te exigen entrega total, incluso en tú vida privada, y dentro de esa
entrega entran cosas como regalar las horas extras.
El principio básico de las relaciones
laborales en ese sistema es la “confiabilidad” entre el empresario y
la trabajadora o trabajador. Ese principio está preparado para destruir
calquier tipo de reivindicación por parte de los/las trabajadores/as. Apuntarme
en la candidatura de la CIG me hizo perder esa “confiabilidad”.
Y en este sistema, la prima es un instrumento
básico no de remuneración, si no de sumisión y de eliminación de cualquier
clase de capacidad reivindicativa. En un sector históricamente mal pagado, una
prima que puede ser dos veces tu nómina es un elemento de chantaje brutal, que
además no se da siguiendo ningún criterio objetivo. Con ella se pretende
fomentar la delación, la insolidaridad, y la coerción.
Eso no lo invento Mercadona, pero sí que se
aprovecha de las necesidades de los trabajadores/as. La paga no es un premio
por trabajar bien o producir más, si no por ser de la “secta”.
¿Qué papel juegan CCOO y UGT?
En este modelo, los sindicatos mayoritarios
en la empresa, CCOO y UGT, participan del organigrama construido por la
empresa. La empresa reparte los comités por provincias y hasta hace un reparto
de liberaciones sindicales, que llega a denominar “gerentes
sindicales”. Eses liberados/as no hacen sindicalismo real, sino que son un
apéndice del departamento de Recursos Humanos y en los períodos de elecciones
sindicales se dedican a desmontar candidaturas.
Una vez que la CIG logro entrar en el Comité,
descubrimos que las reuniones de la representación social con la empresa en
realidad son una especie de charla, en la que la empresa ofrece datos. Desde la
CIG cambiamos un poco esa dinámica a base de hacer reclamaciones de las que,
por cierto, dicen que nunca tienen constancia-. Esperamos ir cambiando las
cosas poco a poco, que las relaciones laborales sean relaciones laborales de
verdad.
¿Qué ocurre con las trabajadoras y trabajadores
que están de baja laboral?
En Mercadona está prohibido caer de baja. No
es lo mismo caer enfermo en otra empresa que en Mercadona. El servicio médico
de la empresa y la persona coordinadora de la tienda en la que trabajas te
persiguen con llamadas varias veces al día, con el único objetivo de que cojas
el alta voluntaria. Cuando más presionan es en los casos de baja por enfermedad
común, porque estas bajas no las controlan.
La empresa tiene un servicio médico propio
que se confunde con el departamento de recursos humanos”
Y ejercen la máxima presión para que
“colabores con el servicio médico”. Aluden a la voluntariedad para
que les informes de que medicamentos estás tomando, que enfermedad padeces,
etc. El convenio te obliga a colaborar con el servicio médico, y de lo
contrario te retiran el complemento salarial.
De hecho, la empresa tiene un servicio médico
propio que se confunde con el departamento de recursos humanos. Es habitual la
cesión de personas del servicio médico al de recursos humanos. Cualquiera de
los dos servicios está hipertrofiado, porque su función es el control sobre las
trabajadoras y trabajadores.
Además, cuando la gente coge una reducción de
jornada entra en una lista y pasa lo mismo con el personal que cumple
estrictamente su jornada laboral. El 90% del personal que tiene reducción de
jornada es de palabra, no tiene nada por escrito. Y si firman algún documento,
no le dan una copia. En la última reunión del Comité con la empresa, la CIG
pidió que este punto quedase resuelto y que se comuniquen por escrito las
reducciones de jornada por conciliación familiar.
Del mismo modo, se debe destacar que después
de mucho batallar conseguimos que ahora entreguen copias de los horarios o de
las actas de las sanciones, cosa que hasta ahora no se hacía.

¿Que es la cláusula de confidencialidad?
Es otro de los instrumentos que tiene la
empresa para silenciar cualquier clase de protesta y ocultar las docenas de
sentencias que hay por acoso, despidos improcedentes, vulneración libertad
sindical, etc. La gente que llega a juico, o incluso la que no llega, le hacen
firmar una cláusula por la cual no pueden hablar mal de Mercadona ni revelar
información sobre lo que paso en su relación laboral con la empresa. Por eso,
se quieres llegar a un acuerdo beneficioso para ti (como ocurre en cualquier
empresa) tienes que firmar este acuerdo. Y esto afecta a todos los trabajadores
y trabajadoras de Mercadona.
¿Con todo lo que describes, de donde viene
esa fama que tiene Mercadona como empresa con mejores condiciones laborales?
Hay que tener en cuenta que Mercadona tiene
un importante departamento de propaganda e (junto con otras empresas) sostiene
un lobby de presión legislativo que influye enormemente. ¿Por qué esa fama? Por
un lado, es verdad que se cobra más que en otras empresas del sector, y por
otro tienen un departamento de propaganda con la que inundan de manera sibilina
todos los medios de comunicación, sin necesidad de pagar publicidad.
Mercadona presume de medidas laborales que en
realidad non existen. Fue la primera empresa que concedió la suspensión por
riesgo durante el embarazo en la semana 20, pero esa medida favorable duro muy
poco, y ahora es la peor empresa en este campo porque da la suspensión a las 30
semanas. Pero mediáticamente quedó lo de las 20 semanas y esa buena publicidad
ya no se cambió.
Y otro tanto en las conciliaciones por
guardia legal, que son de las más rígidas, porque la gente tiene que adaptarse
a unos horarios muy rígidos y que en la mayoría de las ocasiones no se ajustan
a las necesidades de las trabajadoras/es. Otra de las cosas de las que presumen
y de que acercan a las trabajadoras y trabajadores a su domicilio pero eso no
es verdad, aunque en la prensa se diga lo contrario.
¿Qué va a pasar ahora?
Desde la CIG seguiremos haciendo sindicalismo
con mucha ilusión y honestidad para que cambien las relaciones laborales”
En el programa, desde la empresa se hizo
mucho hincapié en que la solución conmigo pasa por la “reconducción”.
Entendemos que con esto se refieren a la absorción por parte del departamento
de recursos humanos de las/los sindicalistas que molestan para que colaboren
con la empresa y hagan de cara amable. Abandonando el sindicalismo real para
convertirse en “visitadores”. Está claro que eso conmigo no va a
pasar.
Desde la CIG seguiremos haciendo sindicalismo
con mucha ilusión, honesto, y aun que carecemos de los medios y del crédito
horario brutal del que gozan los sindicatos mayoritarios seguiremos intentado
cambiar las cosas para mejor, para que las relaciones laborales en Mercadona
entren por el camino de la normalidad y que los trabajadores y trabajadoras
dejen de tener miedo.

(Entrevista publicada el 29/11/2016 en
“AVANTAR”, Diario Digital de la “Confederación Intersindical Galega. CIG).”
Artículo anteriorJueves 8 diciembre, “Economía en tricolor” con Javier Navascués
Artículo siguienteViernes 9 diciembre, “La otra voz” (Informativo alternativo)