Jueves, 10 de agosto. “El CIS de julio”

20
0
Imagen de eldiario.es

El oráculo ha hablado. El último CIS indica que
por fin algo se está moviendo en nuestro país.

De las encuestas, aunque en este caso sea una
de tanta solvencia, hay que fiarse lo justo. Pero lo que sí parece es indicar
una tendencia. El PP comienza a desgastarse producto de la corrupción que le
asola, aunque desde luego es bastante menos de lo que sería razonable y el PSOE
comienza a remontar producto de la vuelta de Pedro Sánchez y el revulsivo de su
último congreso.
Se produce un vuelco importante comparándola
con el último CIS de Abril y mayor si cabe si lo hacemos con las elecciones del
26-J.
Quizás lo más reseñable comparando con aquellas
además de la bajada del 4,2 % del PP y la subida del 2,2 % del PSOE, sea que
por primera vez en mucho tiempo la suma de la izquierda estatal da ya más que
la de la derecha. Un 45,2 % suman PSOE más Podemos, frente al 43,3 % de PP más
Ciudadanos.
Todo ello con un PSOE al alza, un PP a la baja
a pesar de los buenos datos económicos, o sea remando a favor y el práctico
estancamiento del resto de partidos.
¿Qué consecuencias puede tener esta encuesta?
Pues probablemente que además de situar a la izquierda a las puertas de la
Moncloa, quizás no haga falta esperar dos años más para ese hecho, dado que se
puede impulsar de manera definitiva la presentación de una moción de censura
contra Rajoy y su PP inmerso en la corrupción has su cintura.
Quizás esa decisión que tiene más de
estratégica que de táctica, no sólo haga que este país respire aliviado,
sintiendo que algo tan grave como la corrupción acaba teniendo su castigo no
sólo judicial sino también político.
Independientemente de las diferencias
ideológicas, que como las meigas haberlas haylas, entre el resto de grupos del
hemiciclo, debería ser una medida de higiene democrática. Que el grado de falta
de confianza (poca o ninguna) en el Gobierno haya subido del 75,7 % al 79,8 %,
la mayor de la historia de nuestro país a pesar de la mejora económica lanza un
mensaje social evidente que el resto de partidos debe recoger.
Pero no sólo ayudará a solucionar ese cáncer
que invade la política, también a evitar el choque de trenes entre el Estado y
Catalunya que se va a producir el cada vez más cercano 1 de octubre.
La reciente oferta hecha al PSOE por Jordi
Xuclá, ofreciendo el apoyo del PPDeCAT a esa hipotética moción de censura a
Rajoy tras ese 1-O, da un giro espectacular a la situación, porque de
realizarse esa consulta y salir favorable a la independencia, ya no estarían en
el Congreso de España, lo que indica que ya comienzan a manejar la posibilidad
de no realizarla participando por tanto en el acto de censura.
Quizás la justificación perfecta para no
realizarlo sería el compromiso de que el gobierno que sustituyera a Rajoy,
lógicamente encabezado por Pedro Sánchez, ofreciera vías de solución al
conflicto con Catalunya.
Sustituir ese referéndum ilegal, por una consulta
de acuerdo con el artículo 92 de la Constitución, que recordemos señala en su
apartado 1 “Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser
sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”, interpretando de
manera flexible ese “todos” por todos los ciudadanos de Catalunya, podría
desbloquear la situación.
Una consulta, ya no referéndum, que sería con
carácter consultivo y no vinculante y que en función de su resultado podría
abrir otras vías de acuerdo. Eso más un nuevo pacto fiscal que satisfaga las
demandas de la ciudadanía catalana.
Lo que resulta evidente es que tenemos que
evitar que la mitad de los catalanes y catalanas choquen con la otra mitad y
con el resto de españoles y españolas. Sólo un nuevo gobierno podría evitarlo.
Después abrir la hipotética reforma
constitucional que lleve nuestro país hacia en Estado Federal Plurinacional
donde todos, vascos, catalanes, o andaluces se sientan cómodos.
Se abre pues un periodo apasionante. Este CIS
abre nuevas posibilidades que se pueden y deben explorar.
Veremos….

Nota: La Opinión es un espacio de Radio Rebelde Republicana abierto y plural, en el cual una serie de colaboradoras/es dejan su opinión respecto algunos temas, que no siempre tienen por qué estar en la línea editorial de nuestra emisora.

Artículo anteriorMiércoles, 9 de agosto. “La emperatriz ninfómana Mesalina”
Artículo siguienteJueves, 10 de agosto. “Hoy hablamos con Estanislao Naranjo Infante”