¿En manos de quien está el Ejército Español?

44
0

Para hablar de todo esto y mucho más, tenemos la suerte de contar con la presencia de Manuel Ruiz Robles, Capitán de Navío retirado, miembro de la extinta Unión Militar Democrática, de UCR, de la Asociación Civil Milicia y República, del Foro Milicia y Democracia y miembro fundador de ANEMOI, colectivo de militares demócratas y republicanos. Manuel Ruiz es un asiduo colaborador en nuestra Radio Rebelde Republicana y seguro que nos va a poder aclarar muchos de los puntos oscuros de esta trama.

En días pasados, a través de Infolibre tuvimos acceso al chat que mantenían los oficiales de la XIX promoción de oficiales del Ejército del Aire. Todos sabemos que en muchos chats privados se dicen barbaridades que no se admiten en público, pero cuando leemos que un señor general de división retirado habla de fusilar a “26 millones de españoles hijos de puta”, o sea, todos aquellos que no piensan como él, de exigir un levantamiento militar que ponga fin a este gobierno a la vez que proclama la necesidad de una nueva dictadura como la de Primo de Rivera y Franco, pues digamos que dan ganas de echarse a temblar.

Porque lo que se vierte en ese chat se ha hecho extensivo a una carta dirigida al Rey de España firmada por 73 altos mandos del Ejército, eso sí, retirados ya, entre los que se cuentan 1 teniente General, 2 Generales de División, 4 Generales de Brigada y 66 Coroneles, instando a su Majestad el Rey a dirigir un Pronunciamiento militar, en la creencia de que el monarca coincide con sus puntos de vista, pues la cosa deja de ser ya anecdótica.

Porque lo que hay que saber es sí lo que se vierte en ese chat y en esa carta dirigida al Rey es cosa de un grupo de militares franquistas un poco seniles o es el sentir de gran parte de la oficialidad del ejército español y solo lo firman los retirados porque saben que están a salvo de cualquier responsabilidad que pueda dar al traste con su carrera. Y porque la ausencia de una respuesta contundente desde la Casa Real deja muchas dudas a gran parte de la ciudadanía: ¿prudencia o cobardía?

Artículo anterior‘Quien calla, otorga, majestad’ por Javier de Miguel
Artículo siguienteConversamos con una de las autoras de ‘Nietas de la Memoria’