En Cádiz docentes embarazadas son obligadas a volver a su puesto de trabajo

180
0
CGT educación Cádiz apoya a las docentes con embarazos de riesgo que están siendo obligadas a incorporarse a sus puestos de trabajo.

CGT Educación Cádiz quiere hacer público su firme rechazo a la situación de extrema gravedad que tanto la Consejería de Educación, como la Sanidad y el Instituto Nacional de la Seguridad Social están creando entre las docentes gaditanas.

Durante estas últimas semanas, testimonios de las propias afectadas y noticias de prensa, han dado a conocer a la opinión pública de la provincia de Cádiz, que estas administraciones, en un acto deliberado o no, de profunda incomprensión ante la realidad médica y científica de los embarazos de riesgo y el grave peligro que enfrentan madres y bebés; están siendo obligadas por la inspección médica a renunciar a sus bajas, incorporándose así en condiciones de extrema inseguridad a sus aulas.

Asimismo, desde CGT Educación Cádiz, denunciamos una vez más la opacidad de las administraciones públicas a informar a los ciudadanos a quienes sirven, del número real de estos casos y la razón por la cual se están poniendo en peligro tantas vidas de manera tan claramente innecesaria.

Esta central sindical alerta de que se está dando el caso de una doble discriminación, primero por ser interina, que no es lo mismo que ser funcionaria de carrera al depender de un contrato cada año y, por otro lado, ser mujer, cuando la maternidad ha sido entendida antropológicamente como un elemento fundamental en la estructura y el avance de las sociedades

Atendiendo a la Orden de 18 de junio de 2018, por la que se regulan las bolsas de trabajo docentes y se establecen las bases aplicables al personal integrante de las mismas son numerosos los interinos e interinas que estando de baja  se ven obligados a solicitar el alta para participar en julio en la adjudicación de destinos provisionales. De no hacerlo, quedas excluido de la bolsa. Después en septiembre tienen que tomar posesión del puesto de trabajo y para el INSS no cabe una inmediata recaída.

Según esta orden en el artículo 16  “Motivos de exclusión de las bolsas de trabajo”, serán motivos de exclusión de las distintas bolsas de trabajo de los cuerpos y especialidades docentes:

  1. a) No participar en dos procedimientos de adjudicación de destinos provisionales, consecutivos o alternos, en los que se esté obligado a hacerlo, por hallarse en situación de activo.
  2. b) No incorporarse al puesto de trabajo adjudicado, hallándose en situación de activo.

Para que no te excluyan de la bolsa puedes seguir de baja pero te tienes que declarar en julio como activo no disponible, pero esto significa que puedes estar un curso sin cobrar ni un solo euro.

El INSS está metiendo en el mismo saco a todos los interinos. Muchas de las interinas embarazadas se dan de baja por lumbalgia, y se han visto obligadas al alta y a coger su vacante en septiembre y darse de nuevo de baja, pero esta no es una lumbalgia normal sino asociada al peso de llevar el feto en su vientre, es decir, al propio embarazo, sea de riesgo o no. La administración debería contemplar estos casos como embarazo y no lumbalgia ordinaria.

Así, pues se debería contemplar  en estos casos el artículo 17 de la citada orden “Excepciones a la exclusión de las bolsas de trabajo”.

“Hallarse disfrutando de los períodos de permiso relacionados con la maternidad, la paternidad, la adopción o el acogimiento, o del período de descanso legalmente establecido para la maternidad”.

Así las interinas embarazadas verían diferida la toma de posesión del puesto adjudicado hasta que finalice la circunstancia que motivó la no incorporación, para lo que deberá acreditarse el cese de la situación.

CGT señala que el TSJ de Castilla y León confirma la sentencia que da razón a una maestra embarazada que no tomó posesión como interina. La Sala señala que para evitar la discriminación se deben producir la plenitud de efectos propios del nombramiento como funcionaria, sin perjuicio de su ulterior baja por enfermedad

La sentencia parte del hecho de que no nos encontramos ante un proceso específico de enfermedad de lumbalgia ordinaria, sino que -como recogen todos los partes médicos de baja y de confirmación- se trata de una lumbalgia durante el embarazo, por lo que dicha baja médica se ha realizado contemplando el embarazo.

Por todo ello, pedimos a estas administraciones, por un lado, un gesto de humanidad para conseguir que las madres de nuestros hijos e hijas y ellos mismos puedan descansar tal y como sus médicos y doctoras les recomendaron inicialmente; y que en un ejercicio de honestidad y transparencia informen debidamente a la ciudadanía del número de casos y el porqué de esta equivocada decisión inicial.

César Alfonso Viñas – Delegado Sindical de CGT Enseñanza Cádiz.

Artículo anteriorLas eléctricas chantajean al Estado y eso se llama terrorismo
Artículo siguienteMagazín fin de semana RRR, 03.10.2021