El 24 de agosto de 1944 «La Nueve» entró en París

49
0

Por: Jesús de Blas Ortega, Doctor en Ciencias Económicas y profesor de Secundaria de Geografía e Historia.

El día 25 de agosto de 1944 la ciudad de París quedó definitivamente liberada de la ocupación alemana que se produjo en el marco de la Segunda Guerra Mundial.


Desde el 19 de agosto, ante el imparable avance de los aliados tras el desembarco en las playas de Normandía, el pueblo de París inició una insurrección contra los ocupantes alemanes y los colaboracionistas de la Francia de Vichy.La intención del mando norteamericano, que dirigía las operaciones militares tras el desembarco, no era entrar en París. Pretendía bordearla para seguir la marcha hacia el territorio del III Reich, y ocuparlo al tiempo que lo hacía el ejército soviético, que desde la batalla de Stalingrado (invierno de 1942-1943) y luego la de Kursk (julio-agosto de 1943) empujaba imparable a las divisiones alemanas que, derrota tras derrota, retrocedían en el frente oriental.

Sin embargo, la insurrección del pueblo parisino, liderado por la resistencia organizada en las Fuerzas Francesas del Interior (FFI), tomó el Ayuntamiento de París (el Hôtel de Ville), numerosas comisarías de policía y otros puntos estratégicos de la ciudad, desde donde hicieron frente a los ocupantes y colaboracionistas. Estos hechos no previstos por los norteamericanos empujaron a los generales franceses De Gaulle y Leclerc a exigir al mando estadounidense la entrada en la ciudad, que se encomendó a la Segunda División Blindada del Ejército de la Francia Libre (denominada entonces Francia Combatiente) que dirigía el general Leclerc y en la que estuvieron enrolados cerca de tres mil quinientos republicanos españoles.

La misión de avanzar en vanguardia y llegar hasta el mismo Ayuntamiento de la capital, donde se había constituido el gobierno provisional de la resistencia, correspondió a la 9ª Compañía, «La Nueve», formada prácticamente en su integridad por republicanos españoles, bajo el mando del capitán Dronne, hombre de confianza de Leclerc. El primer destacamento en entrar en París fue el dirigido por el teniente Amado Granell, nacido en Burriana (Castellón), segundo jefe de «La Nueve» que llegó hasta las puertas del Ayuntamiento en la noche del día 24 de agosto.

Al día siguiente se rendía el mando alemán. Aunque se mantuvieron algunos focos de resistencia de unidades de las SS y de los colaboracionistas de Vichy, ¡París había sido liberada!

Artículo anteriorSituación Insostenible en Renfe Operadora
Artículo siguienteQuieren hacer de Galiza el patio trasero de los mega proyectos eólicos