Contra la desinformación mediática sobre los megaproyectos eólicos auspiciada por la Xunta de Galicia

287
0

Contra la desinformación mediática sobre los megaproyectos eólicos auspiciada por la Xunta de Galicia.

1- LAS CIFRAS:

El presidente de la asociación eólica de Galicia José Manuel Pazo habla de 400Mw como la cifra a alcanzar en el 2022 para completar el gran reto eólico para toda Galicia.

Más teniendo en cuenta:

Que solo en el macro parque del Gato pretenden instalar 200Mw.

Que este año tan solo la Conserjería proyecta más de 7000Mw sobre Galicia (200 parques x 50Mw).

Y que es propio artículo expone que solo los parques del Ministerio suman 3489Mw.

Podremos fácilmente concluir que solo sumando los escasos datos que nos aporta la propia noticia se superan los 10.000Mw proyectados sobre Galicia en un solo año.

2 – EN EL REPARTO DEL PASTEL:

La “cierta coordinación” de la que hablan consiste en informar negativamente desde la Conserjería de los proyectos del Ministerio, pero cuidado que eso no quiere decir que no se tramiten:

Desde el gobierno del PP en la Xunta de Galicia lo consideran útil para presionar a la competencia y de paso calman los ánimos de la ciudadanía haciendo ver que “están tomando medidas”

Mientras ellos permanecen en su guerra de carroñeros: como bien ellos afirman, con que sólo queden 5000Mw, tendrían suficiente con repartillos.

Si el objetivo anual son 400Mw para una transición bien hecha, lo demás es negocio, y espolio.

3 – QUIEREN CONTENTAR A LOS “AMIGOS”:

Nos ponen el ejemplo “perfecto” del  Sr. Amancio: La explotación de una zona previamente industrializada para autoabastecerse con 3 o 4 molinos.

Esto podría ser idílico de no ser porque Inditex es el único que se puede permitir tal lujo.

También es el único a quien se le permite semejante excepción (no se nos enoje el magnate).

Pero aquí todos somos viejos conocidos: esa excepción se extenderá para justificar proyectos para que Naturgy y Endesa produzcan hidrógeno en As Pontes y As Encrobas para exportación, donde ya hablamos de más de 300 macro eólicos.

Esta excepción con los proyectos industriales estratégicos es la conocida como “ley de depredación” promovida por la Xunta de Galicia para acelerar los plazos para la tramitación de proyectos eólicos.

Por otro lado nadie explica que va a servir como atajo para que empresas como Greenalia puedan beneficiarse de los fondos europeos Next Generation, contando con la colaboración de la Administración Pública:

Todo lo está haciendo la Consejería, con nocturnidad y alevosía, con silencio cómplice de muchos Alcaldes, es obviamente a escondidas de la vecindad.

Lo que no tuvieron en cuenta es que los cuatro gigantes del monopolio energético (Iberdrola, Naturgy, EDP y Endesa que ahora se hace llamar Enel Green Power) replicaran sus movimientos, pero que a la hora de presentar avales para los enganches a la Red Eléctrica Española tendrían muchas más facilidades que los nuevos especuladores energéticos, y que tenían la facilidad de emitir informes de impacto ambientales en cadena. (Si, las empresas emergentes nos trataron como ingenuos y mira ahora quienes pecaron de simples).

¿Ahora que insinúan? ¿Qué todos ahora deberíamos pagarles a los especuladores por los prejuicios derivados de sus malas apuestas?

No más amenazas.

Y por último, decir que los propietarios y verdaderos afectados tuvimos que ver cómo aparecían en las puertas de nuestras casas y robar, engañar y coaccionar a los vecinos. Tal vez seamos demasiado insistentes pero los molinos serán demasiado altos como para dejar de verlos solo apartando la vista.

Ellos explotan la buena reputación de las energías renovables y su inminente necesidad.

Ellos, los que llevaron a nuestro planeta a su límite, son ahora los abanderados de la transición energética.

No lo hacen por concienciación, lo hacen por dinero. Porque su negocio llego a su extinción. Porque si no cambian mueren.

Es como nunca lo fueron anteriormente, tampoco serán ahora respetuosos con el patrimonio cultural, natural y personal de la vecindad afectada de lleno.

Así las renovables se instalan donde más beneficio producen y no donde más se necesitan, ignorando el entorno y a la población.

Pero cuidado, porque quien no sabe aprende, y ya no somos los mismos a quienes les vendieron la moto de la transición energética.

Ahora sabemos, ahora nos informamos y ahora no nos engañan ni los medios de comunicación, ni  las empresas eléctricas sin escrúpulos.

Rechacemos la manipulación mediática.

Rompamos con la invasión de las multinacionales.

En el rural queremos futuro, los proyectos macro eólicos son hipotecas impagables.

Por: André Abeledo Fernández

Artículo anteriorSintonía laica en RRR, 09.09.2021
Artículo siguiente14 septiembre 21:00 h en directo Yayo Herrero ” Ecofeminismo o Barbarie”