Con la borbonidad no existe libertad por Arturo del Villar

12
0

Sabemos que el rey nuestro señor Felipe VI, que Dios guarde, es un irres-ponsable, porque así lo manda su Constitución en el punto 3 del artículo 56, y lo confirma el punto 2 del artículo 64. No es responsable por leer lo que el es-criba de turno a su servicio le pone delante de sus reales ojos. Puede leer cualquier cosa impunemente, porque de todos modos nadie hace caso de lo que dice.

Pero se ha equivocado de país el escriba del discurso que le hizo leer este 16 de setiembre de 2020, en Villanueva de Gállego, para celebrar el 125 aniversario del Heraldo de Aragón. Le ha hecho leer nada menos que una ala-banza de “la trascendental importancia de los conceptos de libertad de expre-sión y de información, consagrados en nuestra Constitución”.

Es cierto que el punto a) del artículo 20 reconoce el derecho “A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, pero es una de tantas falacias borbónicas sin aplicación en la vida real en el reino, como lo demuestran los secuestros de revistas y libros, y las penas de multa y/o cárcel impuestas a los ciudadanos ingenuos que todavía creen lo que se relaciona con la borbonidad.

Precisamente un dibujo de los entonces príncipes de Asturies, Girona y Via-na, duques de Montblanc, condes de Cervera y señores de Balaguer, Felipe y su consorte morganática Letizia, publicado en la cubierta de la revista barcelo-nesa El Jueves de fecha 18 de julio de 2007, motivó que todos los ejemplares fueran secuestrados en los quioscos, y los autores juzgados como delincuentes peligrosos y condenados a multas pecuniarias.

Esta revista, El Jueves, la más seria de las publicadas ahora en el reino, ha tenido otros problemas con la Justicia borbónica, hasta el punto de incitar a la empresa editora a autocensurarse y no difundir ejemplares ya impresos, para evitar un probable perjuicio económico derivado de un previsible juicio con juez borbónico. Por ejemplo, la edición correspondiente al 11 de junio de 2014, de-bido a una portada en la que bajo el título “El rey abdica” se dibujaba al abdi-cante Juan Carlos I cogiendo con pinzas una corona real repleta de mierda y moscas, para colocársela a su hijo arrodillado ante él y con una tremenda cara de asco.
No es posible reseñar aquí y ahora todas las publicaciones consideradas por los jueces borbónicos injuriosas contra la Corona en su opinión, lo que les per-mite secuestrarlas y condenar a los responsables. Baste citar a Cambio 16, El Cocodrilo e Interviú, multimultadas borbónicamente.

Para mi gusto, el dibujo más artístico del ahora rey decrépito Juan Carlos de Borbón, pero en 2006 hecho un Tarzán, apareció en la portada del periódico Deia de fecha 28 de octubre de ese año. Representaba una de esas hazañas cinegéticas a las que era tan aficionado el Borbón, solo o con barragana. En este caso consistió en dar muerte al oso de feria Mitrofán, previamente embo-rrachado con vodca y miel para que no pudiera defenderse. Un alegre, muy alegre rey de España muestra el trofeo, y una barrica con la indicación “Bode-gas caza lla para sentirte como un rey”, debajo de este rótulo explicativo “Esta-ba cocido”. Es genial, pero a un juez carente de sentido artístico le pareció una ofensa a su majestad el rey católico mientras se dedicaba a una de las ocupa-ciones propias de su rango real, y condenó a la revista y a los autores de la cubierta. Y no continúo recordando casos de asedio judicial a los medios de comunicación impresos porque el tema me indigna, como periodista que he sido y escritor que sigo siendo.

¿Libertad para expresar pensamientos, ideas y opiniones en el reino borbóni-co instaurado por el dictadorísimo fascista, al designar a su sucesor a título de rey para perpetuar su régimen liberticida? ¡Ja!

Arturo del Villar, presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio

Nota: el articulo es responsabilidad de su autor, a. Nosotros solo somos el medio que permite libremente expresarse a sus autores, as.

Artículo anteriorLa dictadura del proletariado significa que la mayoría impone a la minoría un sistema de igualdad y justicia social
Artículo siguienteLa hora Republicana en RRR 05.10.2020