Comunicado de la plataforma salvemos Valdevaqueros

0

La plataforma salvemos Valdevaqueros denuncia que los intereses especulativos basados en el ladrillo siguen latentes  en tarifa (cádiz).

Tras la sentencia del TSJA, relativa al Plan Parcial del SL1 Valdevaqueros que, finalmente, desestimó dicho plan ante la carencia de EIA (Evaluación de Impacto Ambiental) y la admisión a trámite el recurso de casación, presentado por Buildingcenter S.A. y por la Junta de Compensación de Valdevaqueros Sector Sl-1, contra la sentencia del TSJA , el proyecto que  pretendía urbanizar casi 700.000 m2,con la construcción de 1.432 plazas hoteleras y 350 viviendas, en una zona colindante al Parque Natural del Estrecho y al Parque Natural de los Alcornocales, dentro de una Zona de Especial Conservación a nivel europeo, incluida en Red Natura 2000, Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, sigue en estado latente y no nos fiamos del Ayuntamiento de Tarifa ni de la nueva propuesta de Valdevaqueros Pueblo s.l., que dice que ha reducido la edificabilidad, pero no habla de que va a seguir ocupando todo el espacio.

Este fue protegido por la Ley del Corredor del Litoral Andaluza.
Los nuevos proyectos urbanísticos  de Tarifa pretenden conectar  los Lances con Valdevaqueros (Paloma Baja) y terminar en Bolonia. Con el tiempo, terminarán modificando el ecosistema dunar de Valdevaqueros, con nuevas infraestructuras, rompiendo este espacio protegido.

La ampliación urbanística de Tarifa va a seguir esquilmando recursos hídricos en el Parque de Los Alcornocales, que siguen captando agua de manantiales que languidecen desde que se iniciaron las captaciones y, modificando toda la vegetación de ribera, comenzando por la aliseda y el resto de especies umbrófilas, que crecen bajo su dosel, buena parte de la flora que puebla estas gargantas  protegidas por la Ley, se encuentran especies de la vegetación riparia que viven aguas abajo de la captación incluidas en la Lista Roja de la Flora Andaluza.

Tarifa a fecha de hoy sólo dispone de 2,11 Hm3 de agua del Pantano del Almodóvar y para la demande estival, sigue suministrando agua de captaciones ilegales  del Parque Natural de Los Alcornocales.

Es paradójico cómo engañan a vecinos con promociones urbanísticas como Atlanterra, sin recursos de abastecimiento y depuración de aguas residuales.
Tarifa está sumergida en un caos urbanístico en época estival sin control, sólo hay que ver la gestión de aguas residuales en Los Lances.

Vamos a estar pendientes de los planes urbanísticos del Ayuntamiento, parece que la imaginación de nuestros mandatarios es limitada y que no se han enterado de las terribles consecuencias derivadas de la explosión de la burbuja inmobiliaria.

Verdemar Ecologistas en Acción vuelve a denunciar el poco control que existe en la Bahía de Algeciras para medir esa contaminación en los buques que fondean en ella. Estos superan esas emisiones incumpliendo el Convenio de Marpol que las regula.

Desde el 1 de enero de 2020, el límite de contenido de azufre en el combustible usado a bordo de los buques que operen fuera de las zonas de control de emisiones designadas es de 0.50 % masa/masa. De esta forma, se reduciría significativamente la cantidad de óxidos de azufre que emanan de los ferrys y buques lo que debería tener grandes beneficios tanto para la salud como para el medio ambiente mundial, especialmente para las poblaciones que viven cerca de los puertos y costas. En esta zona del Estrecho de Gibraltar no se cumple esa directiva.

Verdemar Ecologistas en Acción denunciamos las  malas prácticas del buque portacontenedores “MSC FEBE” con bandera de Panamá, este estuvo 6 horas el día 06.02.2020 emitiendo gases contaminantes en el Puerto de Algeciras, éste navega  ahora por el Canal Suez. El buque “OKEEE LiLO” con bandera de Liberia,  estuvo el día 11 de febrero de 2020 en el Puerto de Algeciras emitiendo humos sin control.

Verdemar Ecologistas en Acción llevan años denunciando los daños que provocan las emisiones contaminantes desde los buques sobre la salud humana y el medio ambiente. Son naves que utilizan un fuel oil pesado, 100 veces más tóxico que el diésel que utilizan automóviles y camiones, ya que contiene hasta 3.500 veces más de contenido de azufre. Un combustible que está prohibido en tierra, donde es considerado un residuo peligroso que exige un tratamiento altamente costoso.

Los buques contaminan el aire y por la acción el viento, esta contaminación se expande cientos de kilómetros tierra adentro, incrementando los problemas locales de calidad del aire. Los contaminantes como partículas, hollín, azufre y óxidos de nitrógeno dañan la salud humana, el medio ambiente afectando al clima. El material particulado hay que señalar que está relacionado con problemas de salud graves, como enfermedades cardiovasculares y respiratorias, incluidos derrames cerebrales y cáncer que pueden provocar la muerte prematura.

Las cifras de la Comisión Europea estiman que 50,000 personas mueren prematuramente cada año en Europa, debido a la contaminación del sector marítimo.

Artículo anteriorLa hora de la república en RRR por UCR – 13.02.2020
Artículo siguienteLa reflexión del día – Derechos sociales de la ciudadanía