Al Ándalus y su sexualidad

11
0

Córdoba era en aquella época histórica una de las capitales mundiales con mayor relieve social y cultural.   La sociedad andalusí podía compararse, e incluso superar, a la de Bagdad.

Si seguimos la hisba, que era un Tratado de Costumbres, la relajación de la época se daba tanto en musulmanes, como en judíos y cristianos.  Era práctica habitual la prostitución, el abuso del vino, así como la sodomía en la Granada nazarí.  Esto se producía en todos los niveles sociales.

El Islam no encuentra objeción al principio doctrinal o moral del placer sexual.  El Islam no admite “el pecado original” tal como se da en el mundo cristiano.   Los escritores medievales comparan las costumbres musulmanas, a las que se daban en la época de Roma.   Existía el prejuicio medieval de considerar la ética musulmana como un torrente de pasiones sexuales y hedonistas, que hacen recordar al mundo heleno y romano.

Para entender la grandeza de la época califal Córdoba nos sirvan estos datos, llegó a tener ochenta colegios, más de cuatrocientas mezquitas, cuatro mil comercios y unos seiscientos baños públicos.

Artículo anterior¡“SUS ÓRDENES” señor Trump! por Javier de Miguel
Artículo siguienteLa hora Republicana Radio Sol Los Barrios – 07.02.2019