‘Recordamos a Luis Ortiz Alfau el ultimo esclavo del franquismo’, que falleció el 7 de marzo 2019

7
0

El pasado día 7 fallecía a los 102 años Luis Ortiz Alfau.  En octubre habría cumplido 103. Bilbaino,  a los 19 años se unió al ejército republicano y  tras la derrota, siendo teniente huyó a Francia.  Volvió a España para ser detenido en la misma frontera y pasar varios años en campos de concentración y como “esclavo del franquismo” en la construcción de la carretera Igal-Vidangoz-Roncal. Tras la llegada de la democracia, decidió que llevaba 40 años callado por miedo pero que era hora de contar lo vivido durante aquellos años por respeto a los compañeros muertos, por honrar su memoria. Durante todos estos años no ha parado de participar en todos los actos en que ha sido requerida su presencia. Su lucidez y su memoria fuera de lo común le permitían recordar  hechos, lugares y nombres con una lucidez envidiable. Radio Rebelde Republicana tuvo el honor y el placer de entrevistarlo en una cafetería en el centro de Bilbao cuando ya contaba con 99 años, aunque puedo asegurar que aparentaba muchos menos.

Tras la charla de más de una hora y ante nuestra invitación para llevarlo a su casa en coche, nos contestó alegremente que prefería dar un paseo. Se despidió cariñosamente de nosotros y se fue con paso firme y seguro. Volvimos a coincidir con él en el homenaje que anualmente se les rinde en el alto de Vidangoz y aún mantenía su entereza y memoria intactas. Lo primero que sacabas en claro después de hablar con él era que Luis era principalmente y sobre todas las cosas una buena persona. Que descanse en paz Luis, que se ha mantenido vivo el tiempo suficiente para contarnos a las generaciones siguientes lo que significó la guerra civil, la represión posterior y el miedo y el silencio de los cuarenta años de franquismo. No se nos ha ocurrido mejor homenaje a su memoria que volver a editar aquella maravillosa entrevista con Luis en Bilbao,  donde Patxi y quien os escribe estas líneas tuvimos la oportunidad de conocer a éste hombre bueno y entrañable. Ojalá estés ya reunido con tu querida esposa, Luis, un cariñoso abrazo.
Salud y República.

Artículo anteriorMagazine semanal RRR #MSRRR05
Artículo siguienteMonárquicos destrozan una obra de arte en Olot