1º de Mayo como una casa común

60
0

1º de Mayo como una casa común

 

El cielo antes azul es hoy una bandera roja

que cubre la ciudad en una gloria persistente,

una sola bandera enfrentada al Sol hasta cubrirlo

porque es el 1º de Mayo, nuestra fiesta encendida.

 

Tú también eres una bandera que recorre las calles

reclamando trabajo para todos y para todos los días,

desplegada sobre el tiempo como anuncio insistente

para hacer posible que el mundo se transforme y avance.

 

El camarada desconocido que marcha a tu lado

es otra bandera vigilante para entronizar el trabajo:

voy con vosotros a fundar una tierra nunca colonizada

en donde crezca la paz en los campos a la aurora.

 

Todos somos banderas rojas de tanto amarlas

para conseguir que este mundo se mire en un espejo

donde el banquero y el obrero compartan ceremonias,

un paraíso patria común bajo una sola bandera roja.

 

Y aunque es de día vemos que se ha encendido

una estrella en el cielo también de color rojo,

para cambiar la historia por una vez humana,

este 1º de Mayo con la verdad compartida por todos.

 

Arturo del Villar, poeta republicano.

Artículo anterior1 de mayo dedicamos este pequeño homenaje a la Historia del Movimiento Obrero
Artículo siguienteUna historia sobre como vencer al COVID-19